La organoterapia

Por   | 

La organoterapia

La organoterapia es una técnica muy afín a la homeopatía que tiene como fin estimular un órgano alterado en el organismo, y esta estimulación se hace a través de otro órgano sano.

Aún así no es exactamente igual, el proceso de elaboración coinciden porque se hacen a través de diluciones, partiendo de una tintura madre. Pero en la organoterapia se administra el mismo órgano y lo que cambia son las diluciones sin tener en cuenta la parte mental y emocional de la persona como en la homeopatía. Además también se diferencia en que la organoterapia solo actúa sobre ese órgano y en la homeopatía es sobre todo el organismo.

En China, Roma y la antigua Grecia han utilizado los órganos de animales con fines terapéuticos y esta técnica la trajo Paracelso y su discípulo a Europa.

Como ya sabemos sobre la homeopatía, esta terapia emplea determinadas diluciones de estos órganos, según Haneman, para buscar una estimulación, relajación o equilibrio de ciertos órganos. En esta terapia se consideran y se utilizan tres tipos de diluciones dependiendo de la acción que se busque.

Si queremos estimular se emplearán diluciones bajas como 4 o 5 CH.

Si queremos disminuir la actividad del órgano utilizaremos 9CH.

Si queremos un equilibrio y por tanto una regulación la dosis sería 7 CH.

¿Cómo se presenta?

Las formas más empleadas son los supositorios, ampollas bebibles o inyectables, gotas y gránulos.

¿Cómo se dosifica?

Se suele administrar dos o tres veces en semana y al igual que en homeopatía o Naturopatía, en situaciones agudas se administrara más veces.

Y al igual que la Homeopatía se puede compatibilizar con tratamientos médicos siempre y cuando no sean contradictorios.

¿En qué casos se podría utilizar?

Habitualmente la organoterapia se utiliza en alteraciones cardiovasculares, enfermedades reumáticas, alteraciones dermatológicas, enfermedades neurológicas, enfermedades endocrinas, pediatría, alteraciones geriátricas, enfermedades genito-urinarias y alteraciones digestivas.

Aclaraciones

Habitualmente no se utiliza como terapia única, sino como complemento tanto de medicina alopática como natural.

La organoterapia no funciona en ausencia del órgano, es decir, no sustituye al órgano, ni en enfermedades totalmente genéticas.

Muy importante es no administrar muchas diluciones de diferentes órganos en un mismo día, no por querer abarcar mucho se consigue. Y por supuesto no combinar potencias diferentes ya que estamos dando informaciones contradictorias.

Cuando el órgano ya no lo necesita el complemento dejará de actuar.

“Si se administra una potencia diferente a la que se requiere, la situación puede agravarse, por ello se requiere a un experto y si no está claro se administrara la /CH que equilibra y luego se valorara cual se necesita”.

¿De dónde se obtiene?

Los animales que se emplean, es decir a quién pertenecen esos órganos son de bueyes, vacas, ovejas, carneros, caballo y principalmente cerdos. El mono no se utiliza por la gran cantidad de parásitos que contiene.

Es verdad que es una terapia un poco olvidada y algo difícil de conseguir, aunque por encargo hay algunas farmacias que se puede. ¡No la olvidemos!


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar