Automasaje en el vientre.

Por   | 

Automasaje en el vientre.Gracias a estas técnicas sencillas podemos mejorar la digestión y aumentar el nivel de energía disponible.

El vientre es un importante centro energético. Cuidar esta zona y los órganos que alberga favorece la salud y el equilibrio en todo el organismo.

El automasaje abdominal consiste esencialmente en ejercer ligeras presiones sobre la barriga mientras respiramos hondo.

El masaje se desarrolla en 3 fases: toma de contacto, manipulación general y manipulación local.

Toma de contacto

  • Tumbados en el suelo, con las piernas flexionadas y ligeramente separadas, ponemos las manos sobre el vientre, colocando los bordes externos de los dedos meñiques sobre los pliegues inguinales.
  • Prestamos atención a los movimientos respiratorios del vientre.
  • Percibimos la presión de las palmas de las manos que se produce al alcanzar el punto máximo de la inhalación.

Manipulación general

  • Justo al empezar a exhalar el aire, haremos un masaje en círculos, 10 en total, con la mano derecha, en ese lado y en sentido contrario a las agujas del reloj.
  • Después haremos 10 círculos más en la parte izquierda, con la mano izquierda y en sentido de las agujas del reloj.
  • Seguidamente practicamos el masaje con ambas manos a la vez, describiendo los dos tipos de círculos anteriores al mismo tiempo.
  • Después de exhalar el aire se produce una pequeña pausa en la respiración, en la que se pueden realizar ligeros movimientos vibratorios o en círculo.
  • Cuando empecemos a inspirar, dejamos de mover las manos y las apoyamos sobre el vientre.
  • Esta fase de espiración-inspiración dura entre 3 y 5 minutos.

Manipulación local

A medida que aumentemos la experiencia, percibiremos más cosas. Por ejemplo, cómo se “hunde” el vientre, cómo se carga de energía, cómo se relaja la musculatura liberando el estrés, etc.

Esto se debe a una repentina tonificación del tubo digestivo y significa que sus funciones han mejorado, tanto a nivel físico como energético.

Consejos prácticos

  • Este masaje se puede realizar varias veces al día: al levantarse, al mediodía antes de comer o al acostarse, mejor tras un baño caliente.
  • Los primeros días puede durar un mínimo de 10 minutos y un máximo de 20.
  • Se aprende poco a poco.
  • Hay que tratar el vientre con suavidad y presionar ligeramente.
  • Debe realizarse usando toda la palma de la mano.
  • Es preferible no masajear una zona que esté dolorida. Se puede simplemente poner la mano encima y realizar las respiraciones para ayudar a que fluya la energía y se elimine el bloqueo que está produciendo el dolor.

¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar