Ayuno: cómo hacerlo correctamente

Por   | 

Ayuno: cómo hacerlo correctamente

Todos hemos escuchado “hacer ayuno” y muchas veces lo asociamos a un acto de locura,  pero ¿qué es realmente? ¿Es bueno para nuestro organismo? ¿Lo puede hacer todo el mundo?

Nuestro cuerpo, por nuestro ritmo de vida, necesita parar su actividad de cuando en cuando. Para darle este merecido descanso, utilizamos el ayuno.

Recuerda que el ayuno no debe ser considerado nunca como una dieta, aunque la pérdida de peso sea una consecuencia directa.

¿Qué es el ayuno?

Es la abstinencia de todo alimento por un período definido de tiempo, durante el cual el cuerpo solo se “alimenta” de agua y de sus propias reservas. También se la conoce como “dieta cero”. Al no invertir energía en la utilización de alimentos, la orienta hacia el proceso curativo.

El ayuno desde siempre ha formado parte de la vida diaria de la humanidad. Está asociado a la religión a través del ramadán musulmán, la cuaresma católica, la figura de Gandhi y todo tipo de meditaciones orientales. Se ha utilizado de forma recurrente para poder liberar la mente y buscar claridad mental.

Se ha utilizado de forma terapéutica, es decir, para curar enfermedades. El ayuno es una buena manera de “dar vacaciones” a todos los órganos digestivos, incluidos el hígado y páncreas.

El Dr. Beaumont descubrió que en estados febriles se secreta muy poco o ningún jugo gástrico. Por eso, la importancia de no introducir alimentos en el estómago con fiebre. No proporcionan ninguna nutrición, en realidad son fuente de irritación para ese órgano y para todo el sistema. Los alimentos pueden permanecer de 6-14 horas sin sufrir cambios, solo fermentación y putrefacción.

¿Qué sucede durante el ayuno?

Mientras ayunamos se comienza la eliminación o limpieza. El cuerpo elimina las sustancias de desecho y residuos tóxicos acumulados con el tiempo que, en esta vida moderna, se producen constantemente.

En las primeras horas del ayuno el cuerpo consume glucosa de la sangre y la almacenada en el hígado y músculos en forma de glucógeno. Posteriormente, transforma sus reservas grasas y luego proteínas.

Cuando las reservas se agotan, el cuerpo comienza a digerir las partes y órganos más vitales (llamado inanición), nunca debemos llegar a este punto porque conduce directamente a la muerte.

La primera desintoxicación que ocurre durante el ayuno es la desintoxicación celular. Estas toxinas pasan al líquido extracelular, de éste a la sangre, y por las venas llegan a los órganos de eliminación.

Una vez avanzada la desintoxicación, el cuerpo puede comenzar la regeneración de las zonas enfermas, siempre que sea posible. Las sustancias de desecho se eliminarán a través de riñones, hígado, intestino, pulmón y piel.

Resulta que todos los días hacemos un miniayuno: por las noches mientras dormimos. En el ayuno, eso sucede de forma concentrada y prolongada.

Ayuno: cómo hacerlo correctamente

¿Qué es recomendable hacer en el ayuno?

Tienes que hacer el ayuno en un período tranquilo y en condiciones que permitan el reposo, donde no nos presionen para comer y si es posible en contacto con la naturaleza y así nos alimentamos de tierra, agua, aire y sol.

  • Reposo digestivo. No comas.
  • Reposo muscular. No hagas ejercicio, no te esfuerces
  • Reposo sensorial: relájate y disfruta. Elimina de tu vida el estrés y el ritmo de las ciudades.
  • Reposo psicoemocional: un desánimo emocional puede ser un factor para dejar el ayuno, pues con el ayuno pueden emerger emociones contenidas o anuladas tiempo atrás.
  • Reposo térmico: ni excesivo calor ni excesivo frío.
  • Reposo sexual: en el ayuno desciende la apetencia sexual. Hay que reservar energías ;-).

¿Qué se siente durante el ayuno?

Cuando se realiza el ayuno el cuerpo no tiene hambre fisiológico, al contrario a veces da la sensación de estar lleno, pero si puede tener “hambre psicológica”. Hay que saber diferenciar entre tener que comer y querer comer.

El ayuno viene acompañado de síntomas de desintoxicación y curación que confundimos con síntomas de enfermedad: náuseas, vómitos, dolor de cabeza, lengua blanca y pastosa, orina oscura y olorosa. Los primeros días el cuerpo comienza a hacer el repaso del interior y los síntomas se hacen más fuertes y molestos, especialmente en enfermedades crónicas y graves. Si no lo ves como parte del proceso puedes decidir finalizar el ayuno por error.

  • Aumento del ritmo del corazón (aumento del riesgo sanguíneo).
  • Disminución de la fuerza corporal.
  • Disminución de peso.
  • Mareo.
  • Insomnio.
  • Boca seca, flemas, náuseas, vómitos, olor del sudor, lengua blanca, orina olorosa, etc.

No nos debemos olvidar de la inestabilidad emocional. Muchas veces utilizamos la comida para tapar ansiedades, disgustos o preocupaciones.

Estos síntomas son más frecuentes en los primeros días. Al principio empeoran los síntomas, pero no la enfermedad.

Las personas con más energía tienen mayor capacidad curativa y por ello más crisis curativas, por ejemplo los niños.

Recomendaciones para ayunar

  • Si vas a ayunar debes estar informado del proceso y supervisado. Si el ayuno es corto y sin antecedentes de enfermedades puede hacerlo por su cuenta.
  • Estar relajado y no preocupado por acontecimientos diarios.
  • Es imprescindible beber agua en el ayuno ya que se necesita como vehículo para sus procesos metabólicos y nos ayuda a eliminar sustancias de desecho y depurar el organismo.
  • Tener higiene personal ya que se eliminan muchas toxinas por la piel, pero cuidado con los baños de agua caliente que puede bajar mucho la tensión.
  • Es recomendable la exposición a la luz y calor del sol. No en exceso, puede producir dolor de cabeza.
  • Resguardarse del frío. Con el ayuno se siente más frío de lo normal.
  • Respirar aire puro y si es posible en contacto con la naturaleza.
  • Durante el ayuno es frecuente la elevación de la tasa de colesterol y el ácido úrico. Esto se debe a que se comienzan a mover estos depósitos con el fin de desintoxicar y eliminar.

¿Quién no puede ayunar?

El ayuno no está recomendado para todas las personas. Está contraindicado para algunas enfermedades:

  • La diabetes insulinodependiente.
  • Hipoglucemias extremas.
  • Enfermedades cardíacas graves y con mala evolución.
  • Extrema debilidad corporal. Ayunos cortos si podrían ser beneficiosos.
  • Cáncer muy extendido, aunque sí es recomendable una dieta de frutas y crudos.
  • Insuficiencia renal grave.
  • Úlcera de duodeno o estómago sangrante.
  • Trasplantados de órganos.
  • Problemas mentales graves (psicosis).
  • Trastorno alimentario: anorexia, bulimia, etc.
  • Cirrosis hepática.
  • Mujer embarazada o lactante.

Si no puedes hacer ayuno, todavía puedes tener la posibilidad de hacer una dieta basada en frutas y crudos, consulta con un nutricionista.

No debes ayunar cuando estés tomando medicamentos químicos. A lo sumo, dependiendo del medicamento, puedes hacer la dieta de frutas o crudos o un ayuno corto.

El efecto de medicamento es mayor cuando se hace un ayuno. Hay que tener especial cuidado con anticoagulantes, betabloqueantes para el corazón, broncodilatadores, insulina y corticoides.

Si fumas, no ayunes. Es una excelente forma para dejar el tabaco. Es estúpido querer eliminar toxinas de nuestro organismo al mismo tiempo que fumamos.

Recordad finalmente: si después del ayuno volvemos a nuestros hábitos anteriores, las enfermedades irán poco a poco apareciendo.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

2 Comments

  1. Soraya Chico

    Hola,
    Pues depende de cada persona, depende de su estado de salud, de si esta tomando medicación o si esta realizando un ejercicio físico o mental en estos momentos muy duros…
    Si solo es porque quiere dar al organismo la oportunidad de limpiarse, de regenerarse y cargarse de energía, se puede hacer una vez al año en primavera u otoño durante 7 días.
    Gracias a ti
    Un saludo
    Soraya

  2. Víctor

    Esto del ayuno me parece interesante, me gustaría saber por cuanto tiempo o por cuantos días es recomendable hacer, o sea, se puede hacer todos los fines de semana, una vez al mes, cuantos días y por cuanto tiempo es recomendable y saludable hacerlo?
    Gracias por su respuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar