La carne roja y el cáncer

Por   | 

La carne roja y el cáncer

Últimamente no hacemos más que oír lo que ha comentado la OMS en este mes de Octubre sobre la carne roja, pero, ¿qué ha dicho y qué esta pasando con esos alimentos?

Para ubicarnos un poco se considera carne roja a: la ternera, cerdo, cordero, caballo, cabra y carne procesada se refiere a carne transformada como curados, salazón, ahumados, conservas, salsas, etc.

Desde el año 2014 estaban pendientes de evaluar estos alimentos y las repercusiones que podían tener sobre la salud. Se planteó este estudio porque en varias zonas geográficas donde el consumo de carne roja era muy elevado se vio un incremento de cáncer, pero sobre todo, en el consumo de carnes procesadas donde esta totalmente relacionado con el cáncer colorectal.

A parte de todo esto, parece que además cuando se le somete, a la carne, a altas temperaturas esto contribuye aumentar ese riesgo cancerígeno. ¿Por qué? porque cocinar a altas temperaturas o que la comida esté en contacto directo con una llama o una superficie caliente, como la barbacoa o la sartén, produce más tipos de químicos cancerígenos (como los hidrocarburos aromáticos policíclicos y las aminas aromáticas heterocíclicas).

¿Que tipos de cáncer se relacionan con el consumo excesivo de carne roja?

El más contrastado es el anteriormente comentado cáncer colorectal, pero también se relacional con el cáncer de páncreas y próstata.

Se han hecho estimaciones y se calcula que unas 34.000 muertes de cáncer se atribuyen al consumo excesivo de carne procesada.

Todo esto está basado en más de 800 estudios y más de 22 expertos procedentes de 10 países. Todo ello llevado por el CIIC (Centro Internacional sobre la investigación del Cáncer) que es un órgano de la OMS.

Un resumen de las evaluaciones finales está disponible en línea en “The Lancet Oncology”, y las evaluaciones en detalles se publicarán como Volumen 114 de las Monografías del CIIC.

¿Que recomienda la OMS?

Tras los estudios que han generado mucho revuelo, sobre todo por la industria cárnica. Se recomienda que se reduzca el consumo el consumo de carnes rojas y sobre todo de la carne procesada y así reducir el riesgo de cáncer. Por ahora no se han fijado unas cantidades límite de estos alimentos.

También deja claro que este estudio solo se centra en carnes rojas y procesadas. El resto de carnes y pescados no han sido evaluados.

¿Como ha repercutido esta noticia?

Ante esto la Federación de Asociaciones Cárnicas no está de acuerdo con esto y apunta que no puede caer la responsabilidad de un cáncer en un tipo de alimento, si acaso sería en la dieta en conjunto.

Aseguran que el riesgo relativo de cáncer colorrectal derivado del consumo de productos cárnicos es menor que el producido por otros factores de riesgo: enfermedades de colon, el índice de masa corporal (IMC), falta de actividad física y tabaco, contaminación de suelo y agua, han mostrado valores de riesgo mucho mayores en diferentes tipos de cáncer.

Además, recuerdan que el consumo medio de carne y productos cárnicos en la Unión Europea es de 24 gramos al día (cantidad que yo dudo), por debajo de la ingesta de 50 gramos al día a la que la IARC o CIIC atribuye un aumento del riesgo de cáncer colorrectal de un 18%.

¿Elimino la carne roja de mi dieta?

Como en todos los alimentos cuando consumimos alimentos en exceso ya no nos generan tanto beneficio para la salud, pues esto esta pasando con la carne roja.

No pensemos que no estamos consumiendo carne roja, solo hay que pararse y fijarse qué comemos, si consumimos ternera, carne picada de ternera (canelones, lasaña, boloñesa, burritos, filetes rusos, hamburguesa, etc.), cerdo, (chuletas, jamón, lacón, jamón york, orejas, chorizo, salchichón, salchichas, panceta, tocino, lomo, etc.), caballo, cabra, etc. Pues muchas veces no nos hacemos conscientes realmente de cuanto consumimos. “Posiblemente sea más el cuánto que el qué”.

Pero en cantidades no excesivas y no procesadas, la carne roja también puede ser un beneficio para la salud, ya que contiene, proteínas, hierro y vitamina B12 como componentes resaltados.

Tenemos que saber que cuanto más procesados sean los alimentos más aditivos contienen, menos componentes nutricionales y menos sabor propio del alimento tienen. Y estos alimentos procesados si que podemos eliminarlos y evitarlos.  ¿Es solo la carne roja y procesada o es mi dieta?

Curiosidad

A principios de 2016, se reunirán para comenzar a estudiar las implicaciones para la salud pública con los últimos avances científicos y el lugar que tiene la carne procesada y la roja, en el contexto de una dieta saludable.

Si queréis indagar un poco más sobre alimentación y cáncer, os recomiendo nuestro artículo sobre alimentación anticáncer.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

1 Comentario

  1. Claudia

    No solo es problema de si puede o no causar cáncer y muchas otras enfermedades. La industria de la carne es causante de contaminación, consume grandes cantidades de agua y granos que se pudieran usar en beneficio de regiones donde escacean estos recursos y es totalmente cruel lo que viven los animales en los mataderos y las granjas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar