Pastel de dátiles y almendras.

Frutos secos y datiles.

Frutos secos y datiles.Hay mil recetas saludables estupendas para cuidar nuestra salud y nuestro paladar. Esta receta es un ejemplo estupendo de como podemos hacer un pastel riquísimo de forma sana.

Los dátiles y los frutos secos harán de este pastel una gran fuente de energía, así que os lo recomiendo que lo ingiráis durante el desayuno o cuando vayáis a hacer algún tipo de ejercicio físico.

Doy mil gracias a Rossy por darme a conocer esta receta y a la Ong Defensa animal por luchar por los derechos de los animales y divulgar de manera estupenda la dieta y la filosofía vegana (donde no se usa ningún producto de origen animal, solo de origen vegetal). Además os recomiendo que visitéis su web para que les conozcáis y también conocer el gran recetario que tienen 🙂

Ingredientes

  • 250 gr. de dátiles.
  • 150 gr. de azúcar integral de caña.
  • 100 gr. de almendra molida.
  • 50 gr. de cacahuetes.
  • 1 pizca de sal (si los cacahuetes no están salados).
  • 50 gr. de pistachos.
  • Algunas almendras amargas o unas gotas de esencia de almendra amarga.
  • ½ cucharadita de canela.
  • 75 gr. de harina.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 80 gr. de margarina vegetal.
  • 100 ml. de leche de soja.
  • 3 cucharadas de almendras fileteadas.
  • Pan rallado

Elaboración

Primero debemos deshuesar los dátiles y cortar toscamente. Triturar (pero no muy fino) los cacahuetes, los piñones y las almendras amargas en un robot de cocina o en el mortero.

Batimos con una batidora la margarina, el azúcar de caña y la canela. Debemos tamizar la harina y la levadura y añadir poco a poco a la mezcla anterior, alternándolo con la leche de soja. A continuación añadir la almendra molida, los dátiles y la mezcla de frutos secos. Remover todo con una cuchara.

Pre-calentamos el horno a 175 grados. Mientras tanto, engrasar un molde (de unos 22 cm. de diámetro) con un poco de margarina y espolvorear el fondo con pan rallado. Debemos eliminar el exceso de pan dando la vuelta al molde y golpeándolo un poquito. Verter la masa en el molde, alisarla con una paleta y cubrir el pastel con la almendra fileteada.

Introducir el pastel en el horno (altura media) y hornear durante 10 minutos a 175 grados. Después bajar la temperatura a 150 grados y dejar que se siga haciendo durante 50–60 minutos más.

No sacar el pastel del molde hasta que se haya enfriado por completo.


2 Respuestas a “Pastel de dátiles y almendras.”


  • Rossy / Responder

    Muchísimas gracias por mencionarme,
    Garantizo que este bizcocho es lo más delicioso que he probado en mucho tiempo.
    Un beso


Deja una respuesta