3 trucos para cuidar tu cara de manera natural

chica tumbada en el cesped con cara sonriente

chica tumbada en el cesped con cara sonriente

Cuidar de nuestra piel es mucho más que echarse una buena crema cada día. Tenemos que cuidar de nuestra piel de forma constante, tanto por dentro como por fuera.

Los cuidados cosméticos son importantes. Saber que nos aplicamos en la piel y cómo lo hacemos es fundamental, pero también saber alimentarnos es esencial.

1. Ten una buena higiene facial diaria

Es importante tener una buena rutina de limpieza para que nuestro cutis esté en forma. Aquí os dejo algunas recomendaciones.

Por la noche:

  1. Usa un desmaquillante natural o una loción limpiadora cada noche con un suave algodón o toallita desmaquillante reutilizable, a mi me encantan. Así eliminaremos restos de maquillaje, contaminación y suciedad.
  2. Después, aplícate un poquito de agua floral o hidrolato según tu tipo de piel. Lo usaremos como tónico facial. Por ejemplo, el agua de hamamelis es genial para las pieles mixtas, el agua de manzanilla y lavanda para pieles sensibles…
  3. Y por último, aplícate una crema de noche.

Por el día:

A la mañana siguiente, límpiate con agua tibia, seca de forma suave y aplícate una crema de día o un aceite facial, según prefieras.

Cada semana o cada quince días:

Es muy aconsejable realizarse una exfoliación de la piel del rostro cada quince días, si tenemos la piel grasa, acné o sentimos que lo necesitamos, podemos hacerlo una vez en semana. Hay muchos tipos de exfoliantes suaves y naturales que podemos usar, os dejo aquí mi artículo sobre como hacer un exfoliante casero.

Después debemos aplicarnos una buena mascarilla, hay muchas opciones y todas se pueden adaptar a nuestro tipo de piel, encuentra la tuya. A mi me encanta hacerme una mascarilla con miel ecológica o con arcilla rosa e hidrolato de lavanda. Una vez te apliques la mascarilla, déjala puesta durante unos veinte minutos. Pasado este tiempo límpiate con agua tibia. Por último, después de que la piel este bien limpia, aplícate una buena crema facial.

Sé que muchos os estaréis preguntando dónde podéis conseguir este tipo de productos, en Naturality.es encontráis una gran variedad de productos de cosmética natural para todos los gustos y de buena calidad.

2. Usa un buen desmaquillante facial

Quiero compartir con vosotros mi receta de desmaquillante casero. Este desmaquillante me encanta, hace las funciones de limpiadora y también del hidrolato.

Hacerlo es muy sencillo, es una loción trifásica.

Ingredientes

  • 1 parte de glicerina vegetal líquida.
  • 1 parte de hidrolato o infusión.
  • 1 parte de aceite vegetal.

Lo mejor es usar un hidrolato acorde a nuestra piel. Yo siempre que puedo uso hidrolato de manzanilla, rosas o de lavanda porque me va genial para la piel sensible y seca. Si no tenemos a mano un hidrolato, podemos hacer una tisana, por ejemplo una infusión de manzanilla, pero entonces nuestra loción limpiadora se echará a perder más rápido, en tan solo unos días.

Usa un aceite vegetal que le venga bien a tu piel. A mi me encanta usar un oleato macerado en violetas, porque es genial para la piel sensible, pero puedes usar aceite de almendras, aceite de jojoba, etc…Hay un montón de posibilidades.

Elaboración

Esta parte es super sencilla, solo tienes que introducir los ingredientes en un envase de cristal adecuado (previamente limpio, esterilizado y bien seco), cerrar el bote y listo.

Importante, cada vez que lo vayas a usar, agita bien y usa en ese momento. Recuerda que en seguida las fases se van a separar, por eso es tan importante agitar antes de usar.

3. Nutre tu piel por dentro

De muy poco sirve cuidarnos la piel por fuera si no la nutrimos por dentro. Comer sano, no solo cuida de nuestra salud en general, sino que además da una vitalidad tremenda a nuestra piel, se muestra saludable 🙂

¿En que se debe basar nuestra alimentación?

Tenemos que llevar una dieta sobre todo muy rica en verduras (incluyendo dos veces a la semana  hoja verde), frutas, cereales integrales, semillas (de sésamo, lino, chía…), legumbres (dos veces en semana,  frutos secos crudos (como las almendras, nueces, avellanas…) y aceites vegetales extraídos en presión en frío como el de oliva o de coco.

Puede ser interesante tomar huevos de gallinas camperas eco, por su alto contenido en nutrientes y pescados azules pequeños como las sardinas o anchoas.

Estos alimentos son ricos en vitaminas A, E y C, además de contener omegas 3 y 6, colágeno, azufre y muchos principios activos importantes para nuestra piel.

Si queréis saber más sobre este tema, os recomiendo este artículo sobre suplementos nutricionales para la piel.

Espero que desde ahora os pongáis manos a la obra y os cuidéis un poquito más, veréis como se nota 🙂


Deja una respuesta