Agua de la Reina de Hungría.

El “agua de la reina de Hungría” es una vieja receta originaria de la edad media y se la considera como el primer perfume.

El nombre de este perfume y su fama es debida a la reina Isabel de Hungría (1305-1380).

Isabel sufría dolores reumáticos y de parálisis por la gota, pero no lo dudó y acudió a un ermitaño para pedirle que le preparase algún linimento o preparado para aliviar dichos dolores y molestias.

Pues bien, el preparado que le hizo el ermitaño es la famosa “Agua de Hungría”. Gracias a este preparado, Isabel comenzó a mejorar y dice la leyenda que le desaparecieron los dolores, que rejuveneció y embelleció tanto que el rey de Polonia le ofreció matrimonio a sus 72 años.

Mucho de la leyenda es eso, leyenda, pero lo que si es cierto es que Isabel existió y que el “Agua de la reina de Hungría” tuvo tanto éxito que se extendió primero por la corte francesa y después por toda Europa, incluida la corte española.

Esta receta tiene diferentes versiones.

La receta original tiene su base en lo que se llamaba agua o aceite de romero (se hacía una destilación en agua destilada y alcohol de flores y hojas de romero), trementina (resina de coníferas como el pino), cedro e incluso agua de rosas.

Otras  muchas recetas llevan también lavanda o espliego, azahar o neroli (como la mía), limón, naranja y hasta menta.

Aquí os comparto tres recetas para todos los gustos 🙂

La receta del agua de la reina en vídeo

La receta básica

Ingredientes

  • 50 gr. de romero.
  • 50 gr. de espliego o lavanda.
  • 500 ml. de alcohol de 96º.
Se le podría añadir algunas gotas de aceites esenciales como bergamota, limón, petitgrain, rosa, salvia, etc…
Incluso se puede añadir aceite esencial de romero y lavanda para potenciar sus virtudes y su magnífico olor.

Elaboración

  1. Primero elabora una tintura de romero y otra de espliego.
  2. Para elaborar la tintura de romero echa en un bote de cristal 1/4 de litro de alcohol y el romero.  Cierra bien y agita para que se mezcle bien, lo dejas macerar 15 días en un lugar seco y lo agitas todos los días (yo te recomiendo dejar la maceración durante unos 30 o 40 días).
  3. Para elaborar la tintura de espliego haz igual que en el caso anterior.
  4. Pasados quince días, filtra con una gasa de algodón o similar (mejor no usar nada metálico) y obtendremos nuestras tinturas. Guárdalo en botes de cristal, mejor si son de color oscuro, en un lugar oscuro y seco.
  5. En un bote de vidrio (si quieres puedes usar un bote de colonia bonito) echamos 3 partes de tintura de romero por 1 de espliego.

Si quieres aprender bien a elaborar extractos, tinturas, oleatos…puedes ver mi taller de “Alquimia herbal 🙂

Usos

Lo puedes usar por vía externa en fricciones o como tónico corporal. Tiene un efecto tonificante, antiinflamatorio, antirreumático (sobre todo eficaz en gota) al igual que el alcohol de romero. Además depura, rejuvenece la piel y mejora la circulación.

Si queréis elaborar otras colonias o perfumes os sugiero que conozcáis el agua de colonia y el agua de los príncipes.

Agua de la reina de Hungría con aceites esenciales

Esta receta me encanta y además se hace en muy poquito tiempo.

Ingredientes

  • 40 ml. de alcohol de 96º.
  • 5 ml. de agua de rosas de fuerza triple.
  • 5 ml. de agua de azahar de fuerza triple.
  • 2 gotas de aceite esencial de naranja.
  • 6 gotas de aceite esencial de limón.
  • 4 gotas de aceite esencial de romero.

Elaboración

  1. En un bote de cristal añade el alcohol y los aceites esenciales, agita bien y añade el agua de rosas y de azahar, vuelve a mezclar todo bien.
  2. Guarda la mezcla para que madure, debes agitarla a diario o cada pocos días. Después, una vez a la semana, durante al menos 2 meses. Hay que dejar madurar o macerar la mezcla durante 2 o 3 meses.
  3. Pasado este tiempo, filtra y envasa en un recipiente de cristal adecuado.

Usos

Te va a servir como tónico corporal, agua de baño, desodorante suave y perfume.

Mi receta de Agua de la reina de Hungría

Esta receta es una mezcla de varias recetas, esta personalizada a mis gustos 🙂

Ingredientes

  • 75 ml. de hidrolato de romero.
  • 50 ml. de hidrolato de lavanda.
  • 40 ml. de aguardiente.
  • 25 ml. de hidrolato de rosas.
  • 25 ml. de hidrolato de azahar o neroli.
  • 1 limón eco.
  • 1 naranja eco.

Si lo prefieres, puedes usar la cáscara de limón y de naranja secas.

En vez usar aguardiente, puedes usar un alcohol de romero pero macerado en aguardiente (no alcohol de farmacia) para potenciar así sus virtudes.

Elaboración

  1. Pela el limón y la naranja, con cuidado de no coger algo de carne de la fruta, solo queremos la piel. Es importante que sea eco porque vas a usar su cáscara.
  2. En un envase de cristal con cierre hermético y previamente esterilizado, añade el aguardiente y la cáscara del limón y naranja hechas trozitos.
  3. Después incluye los hidrolatos o aguas florales de romero, rosas, lavanda y neroli. Es importante que la cáscara quede bien cubierta, si es necesario echa más aguardiente a la mezcla o un poco más del agua floral que más te guste.
  4. Cierra bien el envase y guárdalo en la alacena, en un lugar seco y sin humedad donde no le dé la luz.
  5. Mueve todos los días y déjalo macerar o madurar al menos dos meses.
  6. Pasado este tiempo, filtrala mezcla y envásala. Ya tenemos lista nuestra “agua de Hungría casera”.

Usos

Aparte de todos los usos que he citado en las anteriores recetas, si usamos un buen aguardiente, como orujo, que son bebidas espirituosas, aptas para el uso interno y usamos hidrolatos aptos para el uso interno, este preparado también podríamos ingerirlo.

Algunas fuentes, remarcan que se puede tomar por vía interna, solo adultos, a razón de una cucharadita de café disuelta en agua al día.

Ojo, como os he dicho antes es imprescindible que todos los ingredientes sean aptos para su consumo y además conocer que no haya ninguna contraindicación por ej. que no tengamos la tensión alta ya que el romero sube la tensión.

Espero que te haya gustado conocer sobre el Agua de Hungría y de sus maravillosas propiedades. Y si quieres saber como hacer tus propios preparados, te recomiendo mi taller de “Alquimia herbal, donde vas a aprender a hacer tus propios preparados caseros de forma sencilla.

2 Respuestas a “Agua de la Reina de Hungría.”


  • Berta / Responder

    Curioso, interesante…. Gracias me ha gustado mucho


  • Mar Cantón / Responder

    Hola de nuevo!!!! lo pienso probar, la tintura de espliego la tengo ya a puntico, pero la de romero he de hacerla aún.

    Verás, llevo mucho tiempo deseando recrear esta receta, la descubrí en la casa Ágave (Barcelona, el Agua de la reina de Hungría) y me fascinó desde el minuto uno!!!
    No la uso a diario, unas 2/3 veces a la semana como tónico facial, unas goticas cuando hay baño relax y al salir por el cuerpo un poco, pero sinceramente (que conste que soy muy, muy novata en esto aún) aunque se que lo del alcohol no era muy bueno para la piel es que me deja la cara realmente genial, fresca, despejada, limpia, como un “campo verde” y nada, nada tirante… el aroma también me encanta…

    Lo curioso es que el otro día probé a usarla para el dolor (básicamente fibro, SFC y esclerosis, un asquito, sí…) en las piernas el alivio dura poco aunque se nota pero en la espalda me ayuda muchísimo, más que el alcohol de romero incluso y sólo rociándola levemente, sin masajes, ni friegas…)
    Te dejo la composición que se lee en la etiqueta:

    Tintura de romero, y aceites esencial 100% puro y natural de bergamota, limón, lavandín, romero, incienso y mirra.

    Muchas gracias como siempre, deseando que nos enseñes la nueva receta en la que dices estar trabajando!!!!!


Deja una respuesta