¿Cómo hacer tahín o tahini casero?

Por   | 

¿Cómo hacer tahín o tahini casero?

Hace ya años que descubrí este gran tesoro y lo incorporé a mi alimentación. No coincidió con ningún período en especial, pero llegó a mí y más adelante fui conociendo todas sus grandes propiedades y la importancia de tomarlo sobre todo durante el embarazo y la lactancia.

Consumir tahín es una de las mejores maneras de aprovechar las propiedades del sésamo, puesto que al deshacer las semillas se facilita la asimilación de sus nutrientes.

Yo, por comodidad, lo compro en herbolarios pero es muy fácil hacerlo en casa.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de sésamo (ajonjolí).
  • 8 cucharadas de líquido (aceite de semillas o aceite de oliva o agua, que no modificará el sabor).
  • 1 pizca de sal.
Las cantidades de esta recetas rinden para unas 10 cucharadas, si queremos hacer más, aumentamos los ingredientes en proporción.

Elaboración y usos

La forma más fácil y donde vas a sacar más cantidad es tostando las semillas o comprándolas tostadas. Pero sabemos que cualquier proceso de calor destruye o modifica ciertos nutrientes como las vitaminas, así que en todo caso que sea el menor calor posible.

  1. Si el sésamo no está tostado enjuágalo bajo el chorro de agua del grifo y escúrrelo bien. Luego echa el sésamo en una sartén grande y pon a fuego medio-alto unos 5 minutos hasta que el sésamo se dore un poco (ten en cuenta que no cambia mucho de color). Si el sésamo que tienes ya está tostado sáltate este paso. Si lo vas a hacer sin calentar las semillas, sáltatelo también.
  2. Deja que se enfríen las semillas de sésamo. Luego ponlas en una picadora o un molinillo eléctrico y añade el líquido que elijas y una pizca de sal (muy poca).
  3. Pica todo muy bien. Con una espátula baja los ingredientes hacia el centro y vuelve a picar.
  4. Repite el proceso del paso anterior hasta que quede una pasta más o menos lisa. Si fuese necesario puedes añadir un poco de agua para que quede más suave.
  5. No hace falta que quede una salsa fina fina. Una vez que está todo bien triturado es más que suficiente. Quedan grumos.

Ahora el tahín ya lo puedes utilizar como te parezca, untado sobre pan o galletas, como ingrediente en otras recetas por ej. hummus de garbanzos o de lentejas, como aderezo el ensaladas, purés o cremas, etc.

A veces cuesta acostumbrarse al sabor, no a todo el mundo le gusta, pero merece la pena seguir intentándolo por todo lo que nos aporta.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

2 Comments

  1. Angelina Arango

    Gracias por informarnos sobre las propiedades de algunas de las maravillas de la naturaleza como es el ajonjolí. Que Dios les bendiga.
    Me gustaría saber cómo hago la leche, pues lo he intentado y es tan menudo el ajonjolí , que al licuarlo me queda entero. Mil gracias.

  2. FLOR CELINA AGUDELO S.

    USTEDES SIEMPRE CON APORTES TAN VALIOSOS. DIOS LES BENDIGA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar