El arroz integral.

En el curso de preparación al parto que hice cuando estaba embarazada de mi niño también nos preparaban para ser mamás y nos daban pautas de alimentación para antes, durante y después del embarazo. Esto no quiere decir que sea una alimentación restringida a los demás, al contrario, nos beneficia a todos.

Una de las cosas más importantes que aprendí es la riqueza del arroz integral y de todos los cereales integrales. Nos recomendaron comerlo a diario como acompañamiento o como plato principal.

Necesita mucho más tiempo de cocción, yo lo suelo dejar unos 40 minutos y siempre queda algo durita la cáscara, pero es que es precisamente en esa cáscara donde están gran parte de los nutrientes.

Propiedades y beneficios

  • Es uno de los cereales de más fácil absorción y el mejor tolerado.
  • No produce alergias y es tolerado por celíacos.
  • Rico en hidratos de carbono.
  • Aporta proteínas de gran calidad.
  • Es una fuente importante de minerales, sobre todo hierro, fósforo, potasio y magnesio.
  • Tiene efecto diurético y depurativo.
  • Reduce la hipertensión arterial y el colesterol.
  • Útil en diabetes.
  • Equilibra el sistema nervioso.
  • Evita el estreñimiento, al contrario que su paralelo el arroz blanco refinado.

Receta de Arroz integral con algas

Os dejo también una receta ligera y remineralizante, ideal para poner el organismo a punto para el invierno pero también depurativa para ayudarnos a perder peso en verano.

Ingredientes

  • 1 taza de arroz integral.
  • 1 cebolla.
  • 3 cucharadas soperas de alga wakame triturada, si os sabe mucho a mar y no estáis acostumbrados al uso de las algas, podéis echar más cantidad.
  • 1 ajo picado
  • 2 tazas de agua

No hace falta sal porque ya se lo van a dar las algas.

Elaboración

Remojamos durante 10 minutos el alga wakame en medio vaso de agua. Una vez colada, la rehogamos junto a la cebolla finamente picada y el ajo a fuego suave.

Lavamos el arroz integral y lo añadimos, moviéndolo a menudo para que se tueste el arroz sin pegarse la cebolla ni quemarse el ajo. A parte calentamos el agua y lo añadimos al arroz integral dejando que hierva durante cinco minutos.

Pasado este tiempo bajamos el fuego al mínimo y tapamos la cazuela sin remover hasta que el arroz integral se haya absorbido toda el agua. Si absorbe demasiado agua le podemos añadir más.

Le podemos añadir verduras rehogadas o al vapor, como el calabacín, la calabaza o la zanahoria.

Un truco; una manera de sacarle mucho partido al arroz integral es añadírselo a las lentejas, cocinándolo todo junto. Esta mezcla se trasforma en nuestro organismo haciendo una proteína vegetal de alta calidad.

¡Que aproveche!

Deja una respuesta