Gachas de avena o porridge.

Por   | 

Gachas de avena o porridge.

La alimentación es fundamental no solo para mantenerse sano o para no contraer ninguna patología sino que es muy útil cuando alguien está enfermo, una dieta acorde a su problema puede ayudarle a que en poco tiempo se encuentre mucho mejor.

Muchas veces pensamos en tomar fármacos, complementos alimenticios, plantas medicinales, etc. pero dejamos a un lado a la alimentación. En nuestro mundo poseemos una fuente enorme de alimentos que se les podría clasificar como medicinales, por ello debemos aprovecharnos sanamente de ellos.

La avena es uno de estos alimentos, deberíamos tener a este cereal en casa como algo habitual, tiene múltiples propiedades medicinales muy prácticas para el día a día. Hace tiempo escribí sobre la crema de avena Budwig, es una crema estupenda para el desayuno o la merienda y se la aconsejo a todo el mundo, el único inconveniente es que se tarda un poquito en elaborarla por ello he pensado hablar en otra receta algo más rápida en cocinarla.

Las gachas de avena o porridge  (es un desayuno típico de Escocia, Gales y algunos países nórdicos), son una especie de papilla ideal para el desayuno, le suele encantar a los niños (muy recomendable para niños con hiperactividad y déficit de atención), es un buen plato para nuestros mayores y para personas enfermas. Por supuesto, lo podemos tomar cualquiera de nosotros, pero en especial se lo recomiendo a personas con problemas de ansiedad, depresión, falta de concentración, etc. ya que la avena tiene un importante efecto sobre el sistema nervioso.

Ingredientes

  • 3 cucharadas soperas de copos o de harina de avena (de textura gruesa).
  • 1 taza y  1/2 de agua.
  • Un poco de leche vegetal como la leche de avena, la cantidad que deseemos según gusto.
  • 1 cucharada de miel o panela o azúcar integral.
  • Una pizca de sal.

Elaboración

En un cazo echamos el agua y la avena, lo dejamos reposar toda la noche. A la día siguiente, cocemos la avena en el mismo agua del remojo durante 5 a 10 minutos a fuego lento y mientras añadiendo la sal y la bebida vegetal, debemos remover bien mientras está la mezcla en el fuego. una vez quitado del fuego añadimos el edulcorante y si lo deseamos más leche vegetal (algunas personas echan nata o yogur).

A esta receta se le puede incluir frutas fresca o secas (ej. pasas, ciruelas, etc. esto será genial para personas que sufren de estreñimiento) bien cortadas en cachitos pequeños, en este caso dejaremos cocer la fruta junto a los copos y el agua durante 15 minutos. El resto de la receta es igual.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar