Gel desfatigante, para mejorar la circulación sanguinea.

Ahora que comienza el calor empezamos a notar las piernas más pesadas, incluso muchas personas comienzan a sufrir de edema en tobillos y pies.

«Cuidar de nuestra circulación sanguínea es una carrera de fondo», tenemos que hacerlo día a día, pero está claro que siempre está bien usar remedios naturales que nos ayuden.

En este artículo quiero enseñaros a hacer un gel desfatigante para las piernas, que active nuestra circulación sanguínea, en especial la venosa.

Gel refrescante para las piernas en vídeo

Ingredientes

  • 150 ml. de extracto alcohólico de castaño de indias.
  • 75 ml. de hidrolato de romero.
  • 75 ml. de hidrolato de hamamelis.
  • 6 gr. o una cucharada de goma xantana.
  • Una cucharada de glicerina vegetal.
  • 6 gotas de aceite esencial de romero.
  • 6 gotas de aceite esencial de ciprés.

Combinaciones, mejoras y cambios de ingredientes.

El extracto alcohólico de castaño de indias que uso yo es casero. Para mí es lo mejor, pero no te preocupes, si no puedes hacerlo puedes comprarlo en tu herbolario del barrio o en alguna tienda especializada.

Yo uso el hidrolato de romero y el de hamamelis, los dos combianan muy bien y son ayudan a activar la circulación y mejoran bastante las varices. Pero, sino tenienes agua de hamamelis, usa solo romero.

Hay muchos aceites esenciales indicados para la circulación sanguínea, en este caso combino romero y ciprés.

El romero es un todo terreno y es un básico que tenemos que tener en casa y el ciprés es estupendo para las varices, así que los dos van genial en esta receta.

Puedes usar aceites como menta, alcanfor, etc… Te dejo aquí un artículo por si queréis ahondar un poco más en el tema, para verlo pincha aquí.

Elaboración

  1. Filtra el extracto de castaño de indias y envasa.
  2. En un vaso de batidora, echa los hidrolatos y la goma xantana, bate bien hasta que quede un gel.
  3. Ahora añade el extracto de castaño de indias, poco a poco, y ve batiendo.
  4. En la cuchara de glicerina vegetal echa las gotas de aceites esencial, mezcla y añade a la mezcla del vaso de la batidora.
  5. Remueve con una cuchara y envasa (en un recipiente bien limpio y esterilizado).

Recomendaciones de uso y conservación

Este gel desfatigante durará un mes en perfecto estado, aunque debería durar unos tres meses si lo hacemos correctamente.

Puedes guardarlo en el armario del baño o donde tengas los productos de cosmética. Aunque yo te aconsejo que lo guardes en la nevera, para que, cuando lo uses notes las piernas más fresquitas.

Nos aplicaremos el gel directamente sobre las piernas, dando un suave masaje de forma ascendente (de abajo arriba) para favorecer la circulación de retorno.

Ojo, si tenemos heridas o la piel dañada, no lo apliques ya que puede irritar la piel.

Este gel te ayudará a que tus piernas estén mejor, más ligeras y con menos dolor, pero te recomiendo que lo empieces a usar antes de que comience el calor y de forma constante.

Este gel, para mí, es para un tratamiento largo y lo puedes combinar con esta crema muy refrescante, pincha aquí para ver el vídeo.

De todos modos, ya sabes que esto es una ayuda, si tenemos mala circulación, tenemos que ponernos manos a la obra y empezar a cuidarnos. Te dejo aquí un artículo sobre algunos tratamientos naturales para las varices.

Y si te gustaría hacer tus propios extractos alcohólicos, oleatos, jarabes, etc… mira mi taller de Alquimia herbal, un taller muy práctico y claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.