La Importancia del aparato digestivo.

Por   | 

Saber que hacer una buena digestión no solo es tener el estómago “a prueba de cañón” es muy importante, por eso os quiero acercar un poquito a todo el proceso digestivo y lo que conlleva.

El aparato digestivo comienza en la boca y finaliza en el ano.

Si hay alguna alteración en cualquiera de los órganos que conforman este aparato, la digestión, absorción y eliminación no se hace correctamente y comienzan las alteraciones de la salud.

La finalidad de la digestión es transformar los alimentos en sustancias más pequeñas y reconocibles por el organismo que pueda utilizarlas para su funcionamiento. Hay alimentos que no hacen falta transformarlas en sustancias más pequeñas como el agua, minerales y ciertos hidratos de Carbono. Pues los alimentos son la fuente de combustible del organismo, siempre que estos sean bien digeridos.

El sistema digestivo está formado por el tubo digestivo y glándulas anejas.

El tubo digestivo es un conducto que desde la boca hasta el ano y en él se localiza la boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso. Y las glándulas anejas son: glándulas salivales, hígado, vesícula biliar y el páncreas.

El tubo digestivo es la mayor superficie de nuestro cuerpo que está en contacto con el mundo exterior (300-600 m2), por ello la mucosa que recubre este tubo tiene dos peculiaridades:

  • Filtro para absorber nutrientes.
  • Barrera frente a toxinas y sustancias no deseadas.

NO SOLO SOMOS LO QUE COMEMOS SINO LO QUE ABSORBEMOS”.

Desde la boca hasta el ano, el tubo digestivo mide unos once metros de longitud aproximadamente y la digestión no solo se hace en el estómago, de hecho comienza en la boca con una digestión mecánica y química, después el bolo alimenticio pasa por la faringe, luego esófago llegando al estómago y el bolo pasa a convertirse en quimo, el cual pasará por el intestino delgado y luego intestino grueso y termina en el ano evacuando las heces, compuestas por restos indigeribles y otras sustancias de desecho. Todo este proceso suele durar alrededor de 20 horas aproximadamente dependiendo de la comida que se digiere.

Para ser más exactos incluso el proceso digestivo no comienza en la boca sino antes de que nos pongamos la comida en la boca, cuando olemos la comida o pensamos en ella.

El músculo liso en las paredes de los órganos del aparato digestivo tubular, desplaza los alimentos, a través del aparato digestivo; durante el proceso de absorción, los nutrientes que provienen de los alimentos (carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales) pasan a través de la pared intestinal y de allí al torrente sanguíneo. La sangre trabaja para distribuir estos nutrientes al resto del organismo y las partes de desecho de los alimentos que el organismo no puede usar salen del organismo como materia fecal.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar