Leche de almendras

Por   | 


La leche de almendras es una de las bebidas vegetales más conocidas y usadas. Tiene un sabor muy rico, un color que recuerda a la leche de vaca, es muy fácil de hacer y lo más importante: cuida de nuestra salud.

La leche de almendras nos aporta una cantidad enorme de nutrientes y energía, esencial para que nuestro organismo funcione correctamente. Además, al hacerse en frío, mantiene todas sus propiedades intactas.

Esta bebida es muy rica en proteínas vegetales, calcio, antioxidantes como la vitamina E y zinc y vitaminas de grupo B. Además, al ser un alimento muy energético, es estupendo para tomarlo en épocas de frío.

Es una leche vegetal ideal para embarazadas, durante la lactancia, personas que quieren mejorar su fertilidad y cuando hay colesterol alto.

Si quieres saber más sobre todas sus propiedades, os animo a que leáis nuestro artículo sobre las propiedades de la almendra.

Ingredientes

  • 100 gr. de almendras crudas(no valen tostadas o saladas).
  • 1 litro de agua. Mejor si es agua filtrada o agua mineral.

Es muy importante que las almendras sean crudas, ni fritas, ni tostadas, así mantendrán todas sus propiedades.

Las podemos usar con o sin cáscara. Lo normal es usarlas tal cual, con cáscara. No os preocupéis por la cáscara porque no da mal sabor ni color, además después de filtrar se queda una bebida vegetal sin restos.

Cómo hacer leche de almendras

  1. En un bol echamos las almendras y las cubrimos con agua. Las dejamos en remojo durante toda la noche o al menos durante 8 horas. Este proceso hará que “las semillas se activen”.
  2. Pasado este tiempo con la ayuda de un colador, desechamos el agua y enjuagamos bien las almendras con un poco de agua limpia.
  3. Introducimos en el vaso de la batidora las almendras y añadimos el litro de agua mineral o filtrada (también podemos usar agua del grifo).
  4. Batimos bien hasta que quede todo bien triturado.
  5. Con la ayuda de una bolsa para bebidas vegetales, un paño de algodón, lino o gasa, filtramos y apretamos bien para sacar todo el jugo de las almendras.
  6. Echamos nuestra leche de almendras en una botella de cristal y guardamos en la nevera. La  leche de almendras nos durará unos días en perfecto estado.

En mi caso uso la thermomix, porque es el robot de cocina que tengo, pero se puede usar perfectamente una batidora, o mejor aún, una Chufamix.

Si no tenéis una bolsa de bebidas vegetales o una tela o gasa fina, podéis usar un colador, pero debe ser muy finito para que no se cuele nada.

Leche de almendras

¿Qué es activar las semillas?

Al dejar en remojo las almendras, conseguimos que  desaparezcan inhibidores enzimáticos que tienen de forma natural las semillas. Así conseguimos que sean más fácil de digerir por nuestro organismo y así podemos absorber mejor todas sus propiedades.

Además así quedan blandas y las podemos triturar mucho mejor.

Cómo mejorar el sabor

Hay muchas opciones para mejorar la receta, todo depende de nuestro gusto.

Un ejemplo, hay personas que les gusta que la leche de almendras sea más espesa o más líquida. Esto se soluciona de una forma muy sencilla, añadiéndole más o menos agua.

A la receta básica le podemos añadir de todo: canela, vainilla, chocolate, algarroba, algún edulcorante (azúcar moreno, miel, sirope de ágave, azúcar de coco, etc.), dátiles, pasas, ciruelas, incluso especias como cardamomo, clavo… como si hiciéramos un “Té Chai”.

Echadle imaginación y probad, seguro que os encanta.

Leche de almendras

¿Qué pasa con el residuo?

Por favor, no tiréis el residuo, me refiero a las almendras que hemos triturado y colado.

Con estas almendras podemos hacer varias recetas ricas y sanas como por ejemplo:

  • Un estupendo queso vegano, puede ser untable o con más contundencia, como un queso de Burgos.
  • Podemos comerlo en nuestro desayuno, junto a los cereales.
  • Otra opción es usarlo en la elaboración de barritas energéticas o granola casera.
  • Usarlo para mejorar galletas, brownies o magdalenas.
  • Espolvoreados en platos de pasta o la ensalada.
  • Hacer harina de almendra.

Como veis, hacer una estupenda bebida de almendras es muy fácil. Os recomiendo que os hagáis de forma casera las bebidas vegetales, lo agradecerá vuestra salud y también vuestro bolsillo.

Si queréis conocer más opciones, probar con la leche de avena, rica y super sana, aquí os dejo nuestro artículo sobre cómo hacer leche de avena.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

3 Comments

  1. A mí me gusta la leche de almendras;además de todos los beneficios ya conocidos mi piel se mantiene hidratada y mis uñas y pelo lucen fuertes

  2. A mí me fascina la leche de almendras, pero también he escuchado que no es recomendable para las personas que sufren de la tiroides; también he leído que tiene grandes concentraciones de azúcar, por lo cual no resulta muy beneficiosa para la salud.

    • Virginia Ceballos

      Hola Alejandro.

      Es cierto que la almendra tiene muchas calorías, como la mayoría de frutos secos, por ello no debemos de abusar de ellas.

      Y si, si la persona subre de tiroides no se aconseja que la tome de manera habitual.

      Un abrazo y gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar