Remedios naturales para unas piernas sanas y bonitas

Las piernas son importantes en la belleza de una mujer y también una pieza clave en el equilibrio corporal. Además son una parte del cuerpo con un gran potencial de flexibilidad y movimiento.

Sin embargo, la falta de ejercicio y el exceso de tensión que se asocia al actual estilo de vida favorecen la aparición de contracciones musculares y problemas circulatorios en las piernas.

Por ejemplo, es muy común la insuficiencia venosa crónica, un trastorno circulatorio que genera dolor, hinchazón y varices.

La retención de líquidos, el sobrepeso y el embarazo son factores que pueden agravar esas molestias.

Hacer ejercicio es importante

Para prevenir estos problemas lo mejor es practicar ejercicio de forma regular. Andar, nadar, ir en bicicleta o hacer algo de gimnasia durante 20 ó 30 minutos al día bastan par mantener un buen tono muscular en las piernas. Una musculatura tonificada favorece la circulación de retorno y el aporte de oxígeno.

Yo últimamente he descubierto el spinning o ciclo indoor y siendo un deporte duro los beneficios son muy interesantes y rápidos. No sólo sudas y eliminas una cantidad importante de toxinas, a la vez que quemas grasa, si no que fortaleces las piernas, los glúteos y el abdomen de una forma equilibrada. Me he dado cuenta de que llego más rápido a los sitios y me fatigo menos,  mis piernas cada vez están más definidas sin que el músculo se hiperdesarrolle.

Otro de mis deportes favoritos y que trabaja las piernas es, por supuesto, el aeróbic o el baile en sí.

Siempre es importante hacer un ratito de estiramientos, hagamos el deporte que hagamos.

Terapias que nos pueden ayudar

  • Drenaje linfático. Esta técnica de masaje favorece la eliminación de líquidos y toxinas; se aconseja en caso de embarazo y piernas hinchadas.
  • Hidroterapia. Aplicar una ducha de chorro de agua fría por las piernas, en sentido ascendente, activa la circulación, tonifica y ayuda a eliminar tensiones musculares.
  • Baños de mar. El agua fresca y la presión de ésta sobre el cuerpo produce un efecto de masaje que favorece la circulación de retorno.
  • Yoga. Estira y ejercita los músculos, devolviéndolas su flexibilidad natural.
  • Fitoterapia. Los extractos de ginkgo biloba, hamamelis, hiedra, rusco, castaño de Indias y menta, entre otros, favorecen la circulación y ayudan a eliminar la retención de líquidos. En este enlace encontraréis una receta de aromaterapia para piernas cansadas. Espero que le saquéis partido ahora que hace calor y nos sentimos más pesadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.