Teresa Escudero, una pediatra muy especial.

Por   | 

Teresa Escudero, una pediatra muy especial.

Hace unos meses tuve la suerte de poder asistir a un “taller de primeros auxilios para bebés y niños” que impartía Teresa Escudero, gracias a la generosidad de Pequeños maestros, que decir que me quede maravillada y desde entonces saco mucho partido a todo lo que aprendí sobre todo a estar más calmada y segura cuando hay alguna urgencia con mi pequeñas.

Teresa, no solo es una médico pediatra estupenda sino que además es una gran divulgadora de conocimiento, pero para mi tiene un plus muy importante, adora la medicina natural. Os recomiendo su blog: nacerlactaramar.blogspot.com, no tiene desperdicio.

Me decidí a entrevistarla porque creo que merece la pena que la conozcáis y no solo como profesional, sino que también conozcáis lo que está pasando en este país con nuestra sanidad publica y entre otras cosas sobre cómo podemos formarnos para cuidar mejor a nuestros pequeños.

Aquí os dejo nuestra entrevista. Espero que saquéis mucho provecho de toda la información que nos da Teresa en ella :-)

1. Teresa, cuéntanos un poco sobre tu trayectoria profesional.

Pues soy médico especialista en medicina familiar y comunitaria, vocacional, siempre me ha gustado la medicina rural y la medicina centrada en la persona. Empecé trabajando como médico rural en mi sierra natal (la Sierra de Alcaraz, en la provincia de Albacete), y me vine a Madrid cuando me enamoré del que hoy es mi marido.

Cuando llegué a Madrid me sorprendió la enorme masificación en las consultas de medicina de familia, con cupos por encima de los 2.500 habitantes (¡pobre de mí, acostumbrada a mis cupos de 600-1000 habitantes de mi Sierra!!). Así que me reciclé, me formé en asesoría de lactancia, en nutrición, en reflexología, y repasé mis conocimientos de pediatría, y empecé a trabajar como pediatra en un pueblo de la periferia de Madrid, con un cupo de 600 que casi llegaba a los 900 niños cuando lo dejé y me establecí por mi cuenta.

2. Si no es indiscreción ¿por qué dejaste tu puesto de trabajo en la función pública? ¿cómo podríamos los ciudadanos de a pié cambiar esta situación?

No es indiscreción en absoluto. La situación de los sanitarios en este país es lo siguiente a penosa. Con una inseguridad laboral brutal, tras 15 años trabajando en el Sistema Nacional de Salud, y con una oposición aprobada (70 sobre 100 en el examen… pero según los examinadores era “demasiado joven” para conseguir una plaza), cuando llegué a Madrid empezaron a contratarme de mes en mes, por trimestres, algún contrato de 6 meses, alguno de 15 días… Estamos hablando del mismo puesto de trabajo durante más de 2 años, una interinidad que NADIE había cogido en la última oposición (pediatra de tarde en un pueblo de la periferia suele ser un puesto poco apetecible), y que, cuando me harté y me fui, NADIE ha vuelto a coger. Me encuentro con las madres de mis pacientes por la calle (vivo en el pueblo donde trabajé) y me cuentan que han tenido un pediatra diferente casi cada mes desde que yo me fui. Los últimos 6 meses han tenido a una más o menos fija… igual porque se acercan elecciones… Pero igual soy una mal pensada…

Los ciudadanos de a pie tenéis que reclamar, poner quejas en las gerencias, acompañarnos en las mareas blancas… Por desgracia en España se ha acabado con la sanidad universal, hay que volver a reclamarla, reclamar que nadie al que se le haya acabado el paro se quede sin asistencia, reclamar que los inmigrantes puedan acceder a la sanidad sin trabas (créeme, lo de no atender a un inmigrante enfermo puede provocar muchos más problemas de los que supuestamente  soluciona), reclamar una salida laboral digna para los profesionales sanitarios (que se están yendo del país a marchas forzadas: A Inglaterra, a Alemania, a Chile… Yo misma, la única oferta de más de un mes de trabajo que he tenido desde que me fui del Sistema Nacional de Salud, ha sido en Chile). Hay un plan bien orquestado para acabar con la sanidad pública y favorecer a la privada… Y los ciudadanos tienen que enfrentarse a la situación. La sanidad es algo de todos, NO SE VENDE, SE DEFIENDE.

3. Por mi experiencia creo que los padres no sabemos que hacer cuando nuestros pequeños se ponen malos, ¿cómo podríamos solucionar o mejorar esto?

Es fundamental la educación para la salud. Es fundamental el trabajo de médicos y enfermeras a la hora de explicar bien a los padres qué hacer en cada caso (Claro, es difícil hacerlo con los cupos enormes que manejan algunos profesionales, a ver cómo explicas las cosas cuando tienes 50 niños en la sala de espera…). Pero también tenemos  cada vez más recursos en internet, aplicaciones, foros de dudas…

Te copio mis páginas favoritas para dudas de padres:

 http://www.aepap.org/: Para dudas médicas en general, en la página web de la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria (AEPAP).

http://www.familiaysalud.es/: También de la AEPAP. 

http://elmedicodemihijo.com/: Un foro, una comunidad, un grupo de Facebook… y un pediatra comprometido y encantador, lleno de sentido común (como dice mi madre, ¡¡el menos común de los sentidos!!).

http://www.dra-amalia-arce.com/: Diario de una mamá pediatra… ¡Me encanta!

http://suenoinfantil.net/: Para dudas específicas sobre el sueño, basado en la mejor de las evidencias científicas.

http://www.crianzaautorregulada.com/: Para dudas de crianza, una excelente profesional de la psicología y una de las mejores personas que conozco…

Y, finalmente, mi página web, donde tienes acceso a mi blog y a mi contacto para dudas:

http://www.pediatriaconapego.com/

4. ¿Crees que todos los padres deberían formarse en primeros auxilios? ¿Cómo y dónde nos podemos formar para cubrir estas lagunas y estar más preparados y tranquilos?

Creo que toda la sociedad debería formarse en primeros auxilios. La clave de la supervivencia en las paradas cardiorespiratorias es precisamente una detección temprana, y una reanimación básica lo más rápida y eficaz posible, hasta que llegue la reanimación avanzada (el 112, en nuestro entorno). Cada vez hay más oferta de cursos de primeros auxilios, en la Cruz Roja, en Protección Civil, y cada vez hay más profesionales que hacemos formación en primeros auxilios para la población general.

Si buscas en Google formación en primeros auxilios, hay hasta un curso on line de la Cruz Roja. Pero estaría genial que hubiera formaciones gratuitas en los barrios, en los colegios, en los institutos… como te digo, todos deberíamos saber practicar una reanimación cardio pulmonar básica.

 5. Por favor, nos podrías dar algún consejo para cuando vivamos algún caso de emergencia. 

Je, je… El más difícil de todos. MANTENER LA CALMA. Yo insisto mucho en los cursos de primeros auxilios en que lo principal es mantener la calma, ir paso a paso y recordar el protocolo. Hay protocolos para casi cualquier situación de emergencia que nos podamos encontrar, si seguimos los pasos no nos olvidaremos de lo que es importante y seremos mucho más eficaces.

Hay muchísimas webs donde podemos consultar protocolos. Me gusta especialmente un pdf de la Universidad de La Rioja, muy sencillito y muy visual, te lo copio aquí: https://www.unirioja.es/servicios/sprl/pdf/manual_primeros_auxilios.pdf

6. Sabemos que te gusta mucho la medicina natural. ¿Qué tres ingredientes naturales no deben faltar en nuestro botiquín?

Sin ninguna duda el áloe vera (yo lo llamo el “curalotodo”, y es que sirve para tratar desde las aftas de la boca hasta las conjuntivitis, desde el estreñimiento hasta las quemaduras de primer grado). Luego está el aceite de oliva, fundamental para hidratar, para tratar los eccemas leves y las dermatitis, para prevenir el eccema del pañal en los niños que lo lleven… Y finalmente la miel (preferiblemente ecológica y de romero), ayuda sin igual para catarros, toses irritativas, y problemas del tracto respiratorio superior en general.

7. ¿Tienes algún remedio natural especial para cuidar de nuestros niños?

Para niños y para adultos, los tres que he puesto antes… Para los niños que estén tomando leche materna, dicha leche es un remedio natural en sí mismo:

La leche materna aporta defensas que protegen nuestras mucosas, aporta bacterias buenas que impiden que “aniden” las malas, previniendo por ejemplo gastroenteritis, catarros, otitis, conjuntivitis… La leche materna tiene propiedades antibióticas e inmunológicas.

De ahí que la OMS recomiende una alimentación basada en la leche materna al menos hasta los dos años y de ahí en adelante todo lo que la madre y el niño quieran. No sólo porque es el mejor alimento que podemos dar a nuestro hijo, sino sobre todo porque la alimentación con leche materna ha demostrado disminuir el riesgo de todas las infecciones del tracto respiratorio superior (otitis, faringitis, amigdalitis…), disminuye el riesgo de diarreas y mejora su pronóstico (con una protección equiparable a la vacuna del rotavirus, por ejemplo), disminuye el riesgo de complicaciones infecciosas (neumonías, etc), incluso el riesgo de leucemia, o el riesgo de enfermedades cardiovasculares  una vez que el niño alimentado con leche materna crece. Y éste efecto protector se ha visto por supuesto en niños de países en vías de desarrollo, donde el acceso a la asistencia sanitara, e incluso al agua potable es difícil… pero también se aprecia en niños de países desarrollados, por lo que la recomendación de dar de mamar hasta los 2 años es PARA TODOS LOS NIÑOS Y PARA TODOS LOS PAÍSES. No hay mejor remedio natural.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar