Velas para los oídos.

Por   | 

Velas para los oídos.

Hace poco os hable de las velas de los oídos en el post sobre la otitis y hoy quiero hablar de como se aplican. Estas velas son muy recomendables para tener una higiene del oído correcta sin usar los dichosos bastoncillos y así prevenir ciertas dolencias que a más de unos nos traen de cabeza.

La aplicación de las velas o conos para los oídos es muy sencilla pero es imprescindible que se haga con la ayuda de una persona que sea la que sostenga y vigile los conos.

El proceso de la vela del oído es simple, el vapor caliente de microparticulas de cera de abejas entra suavemente en el canal del oído durante la combustión y tiene una acción emoliente sobre la cera almacenada, reactiva la secreción y evacuación de la cera natural.

¿Que necesitamos?

  • Un par de velas. Os recomiendo que sus ingredientes sean ecológicos y sean elaboradas por artesanos.
  • Un vaso de agua.
  • Una toalla de algodón.
  • Una persona que nos ayude en el proceso.
  • Cerillas o mechero.
  • Unas tijeras.

Preparación y uso

Es importante que la habitación esté en calma, si lo deseáis podéis poner música relajante. Vigilar que no haya corrientes de aire en la habitación, si la hay, cerrar alguna ventana o puerta para eliminarla.

Nos tumbaremos de costado para que el conducto auditivo quede vertical, en el sofá, cama o camilla, de manera cómoda, si estamos en familia podemos colocar nuestra cabeza en el regazo de la persona que nos ayude. Debemos disfrutar de este momento, como momento de relajación y confort.

Podemos tapar el cabello y la cabeza, dejando libre la oreja, con una toalla de algodón, para prevenir si cae algún residuo, al menos con las que yo uso habitualmente esto no pasa, pero es mejor prevenir.

Nuestro colaborador debe coger la vela y ponerla con sumo cuidado y cariño en el oído, sin presionar ni meter en el conducto auditivo el cono, es recomendable que lo sostenga con dos o tres dedos y no con toda la mano para que así llegue también el calor en el resto de la oreja (esto activará los puntos de auriculoterapia).

La persona encargada encenderá la vela por el extremo opuesto de la vela (la parte que queda fuera) y la sostendrá de manera totalmente vertical durante unos 8 o 10 minutos que es lo que tarde el cono en consumirse.

Si lo deseamos se puede ir cortando la zona quemada por precaución, esto por lo que he comprobado depende de la vela, las que yo suelo usar no es necesario se quedan erguidas después de quemadlas.

Cuando la vela llegue a unos 7 cm. del oído nuestro ayudante quitará el cono y lo apagará en el vaso de agua, aunque lo podremos apagar cuando lo veamos necesario.
Nos quedará resto de cera fuera del conducto, lo podemos eliminar con un paño de algodón o similar, pero siempre lo haremos de manera suave y no agresiva.

Precauciones

No se debe hacer a niños o personas que tengan movimientos involuntarios, ya que pueden mover la vela y quemarse. Tampoco las usaremos si el oído interno está dañado, hay perforación de tímpano, dermatitis que empeora con el calor, etc.

 Si tenemos dudas es preferible preguntar a nuestro médico inmediatamente.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

2 Comments

  1. FRANCISCO GARCÍA

    Hola ¡ Buen día ¡ Por favor si podéis facilitarme conos al por mayor para limpieza de oidos… con velas de cera. Muchas gracias . Bendiciones. Namasté.

    • Virginia Ceballos

      Hola Francisco.

      Disculpa pero no conozco ningún proveedor al por mayor de velas para los oídos.

      Seguro que en internet encuentras.

      un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar