Aceite para manos y pies fríos

Llevo padeciendo del síndrome de Raynaud desde los veintiún años y, aunque llevaba tiempo con pocas molestias, ahora que vivo en un pueblo frío, me ha empezado a empeorar.

Descubrí que era el síndrome de Raynaud cuando comencé a sentir que mis dedos se quedaban blancos de forma parcial por el frío.

Apenas los sentía y mi doctora de cabecera me habló de este síndrome. En ese momento no encontré casi información, pero ahora mismo puedes encontrar online muchos más datos sobre este síndrome y la enfermedad de Raynaud.

¿Qué es el síndrome y la enfermedad de Raynaud?

Maurice Auguste Gabriel Raynaud, fue el primer médico que descubrió, en el siglo XIX, lo que se llama ahora el síndrome de Raynaud.

Podemos distinguir entre el síndrome y la enfermedad, porque el primero tiene un origen idiopático: esto significa que no se conoce su origen.

Al síndrome de Raynaud también se le conoce como fenómeno de Raynaud primario. A la enfermedad de Raynaud, también se la conoce como fenómeno de Raynaud secundario.

De la enfermedad si que conocemos su causa, sobre todo, ligada a otras enfermedades como artritis reumatoide, esclerodermia, lupus, etc…

¿Pero, en qué consiste? Los vasos sanguíneos de pies y manos (también pueden ser las orejas y la nariz) se estrechan, no dejando pasar la sangre, disminuyendo así el flujo sanguíneo en la zona.

Esto vuelve a los dedos de color blanco, incluso azulados o morados, después se comienza a sentir dolor y sensación de entumecimiento (no sientes los dedos) y, por último, cuando comienza a haber flujo sanguíneo, comienzan a hincharse y a sentir hormigueo, incluso suele haber dolor punzante en la zona.

Debido a esta hinchazón, algunas personas, padecen, además, de llagas, heridas, úlceras y grietas en la piel.

¿Cuál es el causante?

Por lo general es el frío y los cambios bruscos de temperatura, pero también puede ser el estrés emocional.

¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Lo primero es abrigarse bien cuando salgamos de casa. Siempre debemos salir de casa con guantes, sombrero e incluso orejeras.

Intentar evitar los cambios bruscos de temperatura (por ejemplo, lavar los platos con agua templada) y evitar el frío en la medida de lo posible.

No debemos fumar, ni beber alcohol y controlar lo que podamos el estrés.

Aceite para manos y pies fríos, especial para el Síndrome de Raynaud

Esta es mi receta especial para provocar un alivio y prevenir los efectos de este síndrome y mejorar la circulación periférica de nuestras manos y pies.

La receta en vídeo

Ingredientes

  • 10 ml de aceite de calófilo (Calophyllum inophyllum)
  • 10 gotas de aceite esencial de tomillo qt tuyanol (Thymus vulgaris qt tuyanol)
  • 6 gotas de aceite esencial de helicriso o siempreviva (Helichrysum italicum)
  • 5 gotas de aceite esencial de canela de Ceilán (Cinnamomum zeylanicum).

Otros aceites esenciales que podemos usar:

Si no tenéis estos aceites esenciale spodemos usar otros aceites esenciales como el jengibre, el romero (podemos usar el qt cineol y el qt alcanfor) y el ciprés.

¿Por qué estos aceites?

De todos los aceites vegetales, el aceite de calófilo es uno de los mejores para usar en esta receta ya que es un buen tónico y protector capilar sanguíneo, además, ayuda a la cicatrización.

Casi siempre asociamos al tomillo a patologías del sistema respiratorio, pero el quimiotipo tuyanol es tónico hepático y favorece la circulación sanguínea.

El aceite esencial de canela de Ceilán tiene muchísimas propiedades, pero en esta receta lo queremos usar porque mejora el flujo sanguíneo (dilata los vasos sanguíneos).

El aceite esencial de helicriso o siempreviva lo conocemos, sobre todo, por su efecto antiedematoso, pero es que, además, ayuda a fluidificar la sangre y a activar la microcirculación.

Elaboración

  1. En un vaso medidor, mide el volumen de aceite de calófilo.
  2. Ahora añade las gotas de aceite esencial.
  3. Mezcla bien y envasa. Usa un bote de vidrio oscuro, puedes reutilizar un bote de aceite esencial que tengas ya vacío.
  4. Ya está. Sencillo, ¿verdad?

¿Cómo usarlo?

Aplícate la sinergia con un suave masaje en los dedos de las manos y pies, ponte los calcetines y los guantes.

Ojo con las mucosas (ojos, nariz y boca), no vayas a irritártelas por culpa del aceite.

Úsalo todos los días, antes de salir a la calle.

Un dato importante

Muchas veces la piel queda dañada, por ello te recomiendo que nutras e hidrates muy bien la piel, con una buena crema de manos .Incluso te puedes aplicar directamente manteca de karité, una buena capa en la zona afectada.

De todos modos, os dejo aquí una receta estupenda para las heridas que no curan bien, para verla pincha aquí.

Espero que esta receta os ayude mucho 🙂

6 comentarios en “Aceite para manos y pies fríos”

  1. Hola, quería darte las gracias por presentar este video con el aceite para manos y pies fríos, yo tb padezco desde hace 20 años el sindrome de Raynaud asociado a una Esclerodermia difusa, conozoco muy bien el padecimiento de las heridas y úlceras provocado por este síndrome, en mi caso severo. En concreto llevo sin dormir por el dolor de una úlcera de un dedo desde hace un mes. Voy a probar con esta receta a ver si mejoro . Muchas gracias por tu generosidad subiendo tus vídeos. Mi nombre el Lola, y vivo en Madrid, perdón por no presentarme al principio. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.