Dieta para prevenir la trombosis

unas manos de mujer sostienen un racimo de uvas

unas manos de mujer sostienen un racimo de uvas

¿En qué consiste las trombosis? Un trombo es un coágulo sólido que se fabrica como mecanismo de defensa ante un daño o hemorragia en el organismo, que hace de tapón para que la sangre no circule tanto. A este proceso de formación del trombo se le llama trombosis y puede generarse tanto en venas como arterias. Existen casos en el que este proceso se realiza sin necesidad debido a muchas causas, órganos o reacciones que no están funcionando bien.

En estos casos lo primero es ir al médico y que te recete la medicación requerida, pero también podemos ayudarnos con la alimentación.

Alimentos que debemos comer más

  • Ajo; dos o tres dientes de ajo al día son eficaces para fluidificar la sangre y reducir así el riesgo de trombosis.
  • Limón; por su contenido en flavonoides y vitamina C mejoran el estado de los vasos sanguíneos, además alcaliniza la sangre y facilita la eliminación de sustancias de desecho y evita la formación de coágulos y la agregación plaquetaria.
  • Naranja; también ayuda su contenido en flavonoides y vitamina C, fluidificante también la sangre, aunque el limón es más alcalinizante.
  • Cebolla; reduce la tendencia a formar coágulos y hace que la sangre circule más fluida, por su contenido en aceites esenciales y flavonoides.
  • Uva;  sus flavonoides fenólicos y su contenido en resveratrol (antioxidante) reducen la agregación plaquetaria y por ello la tendencia a formar trombos.
  • Fruta, la fruta en general mejora la circulación sanguínea.
  • Soja y sus derivados, su fitoestrogeno llamado genisteína impide la formación de trombos.
  • Aceite de Oliva, reduce el nivel de fibrinógeno de la sangre, proteína a partir de la cual se forman los coágulos, por ello reduce las posibilidades de trombosis.
  • Aceite de pescado, por su contenido en omega 3 el cual reduce el fibrinógeno.

Alimentos que debemos disminuir

Grasa saturada la cual aumenta el riesgo de coagulación de la sangre.

Alimentos muy ricos en colesterol, ya que deteriora las paredes de los vasos sanguíneos y parte de ese colesterol pegado en arterias puede desprenderse y generar un taponamiento de un vaso o capilar.

Sal, empeora la salud de las arterias y aumenta el riesgo de trombosis.

Alimentos muy ricos en vitamina k, ya que esta vitamina activa las reacciones de coagulación que se inician en el hígado.  Especialmente se encuentra en la alfalfa y coles.

Curiosidad

La alimentación a llevar hay que comentarlo con el médico, pues puede incluso alterar los controles periódicos de coagulación especialmente en la toma de warfarina o acenocumarol (son medicamentos que tienen una acción sobre la reacción de coagulación).


Deja una respuesta