Jarabe para la tos y dolor de garganta

Por   | 

Jarabe para la tos y dolor de garganta

Tener en casa un buen jarabe para la tos siempre en bueno. Sea la estación que sea, porque siempre podemos tener algún tipo de molestia, o bien; por el cambio de tiempo, por el aire acondicionado, la calefacción o simplemente por forzar la voz.

La receta de hoy está indicada para toda la familia. La cree para que la pudieran tomar mis dos hijas pequeñas y los mayores.

Este jarabe es suave, sencillo y muy rico.

Ingredientes

Jarabe para la tos y dolor de garganta

  • 1 parte de raíz de malvavisco.
  • 1 parte de hojas de tomillo.
  • 1 parte de semillas de hinojo.
  • Unos cuantos escaramujos.
  • Un buen chorretón de propóleo.
  • Miel de tomillo ecológica.

Hay muchas plantas medicinales que podemos usar para elaborar un jarabe para la tos. Yo escogí estas porque son fáciles de tener en casa, son muy efectivas y los niños pequeños pueden tomarlas.

Estas plantas tienen muchos beneficios, estos son algunos. La raíz de malvavisco tapiza la garganta con su mucílago (una especie de gel) protegiendo así la garganta del dolor y picor. El tomillo y el propóleo nos servirá como antiséptico, combatiendo la posible infección, entre otras cosas. Los escaramujos nos aportan una buena dosis de vitamina C que nos dará un empujón para no caer enfermos. Ell hinojo nos va a venir bien para calmar la tos. Y la miel de tomillo ayudará a suavizar la garganta y a eliminar la tos.

La miel de tomillo es importante que sea ecológica y lo menos refinada posible, nada tiene que ver una buena miel con las mieles que venden en algunos supermercados grandes, además así sabemos que la procedencia es buena libre de pesticidas, metales pesados, etc. Sino queremos usar miel, cosa que sería una pena porque ya el jarabe no sería tan efectivo, podemos usar azúcar moreno integral de caña, melaza o panela.

Si lo deseáis se podría añadir unas gotas de aceite esencial para potenciar nuestro jarabe para la tos, el aceite esencial de eucalipto, tomillo o pino irán bien, incluso ae de limón o naranja. Yo no los he querido añadir ya que lo van a tomar niños pequeños.

Elaboración

  1. La noche anterior o al menos 8 horas antes aprox., pondremos en remojo en un vaso de agua los escaramujos y la raíz de malvavisco. Os recomiendo que cuando vayáis a echar el malvavisco quitéis algunos cachos de tierra que puede llevar el envase, esto ayudará a que no tenga mal sabor luego.
  2. Quitamos el agua del vaso y apartamos los escaramujos y el malvavisco.
  3. Ponemos una cacero con agua, menos de la mitad. No necesitamos mucha agua ya que queremos hacer una infusión concentrada.
  4. Una vez empiece a hervir añadimos el malvavisco y los escaramujos. Debe hervir al menos 10 minutos. Al estar haber estado en remojo no necesita más tiempo de cocción. Eso sí, si no nos hubiera dado tiempo a ponerlos en remojo, entonces deberíamos dejarles unos 20 minutos hervir.
  5. Bajamos el fuego, añadimos las semillas de hinojo y el tomillo. Dejamos en el fuego unos diez minutos.
  6. Pasado este tiempo apagamos el fuego y retiramos. Ponemos un plato o tapa encima de la cacerola y dejamos reposar entre diez y quince minutos aprox.
  7. Filtramos obteniendo una infusión muy concentrada. La echamos en una cacerola limpia y lo ponemos a calentar a fuego medio-alto.
  8. Cuando rompa a hervir iremos añadiendo miel y removiendo con una cuchara de madera constantemente para que se mezcle todo bien. Se le puede añadir más o menos, según la densidad que se quiera obtener.
  9. Una vez esté el jarabe con una buena densidad añadiremos dos chorretones de propóleo, volvemos a remover.
  10. Envasamos en un bote de cristal, mejor es una botella pequeña y de color oscuro, y guardamos en la nevera.

Nuestro jarabe durará varios meses intacto en la nevera.

Dosis

Si es un adulto, tomará 3 ó 4 cucharadas soperas grandes al día, directamente o diluido en un poco de infusión, agua o zumo. Si es para parar la tos, podremos tomar varias cucharadas al día, cuando nos entre la tos o tengamos molestias.

Si es un niño según la edad y el peso. Como máximo son 3 cucharaditas al día. Yo suelo darles 1 ó 2 cucharaditas según están. Como calcular la dosis para un bebé y un niño es complicado, os recomiendo que leáis este post sobre que cómo calcular la dosis en peques.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar