¿Qué pasa con los laxantes?

Por   | 

¿Qué pasa con los laxantes?

Para la lucha contra el  estreñimiento se consume muchos laxantes y son muchos las personas que consumen habitualmente estas sustancias, cada vez más.

Tenemos que tener en cuenta que la toma de laxantes en casos de estreñimiento, especialmente crónico (a largo plazo) no es la mejor opción, sí que es verdad que las heces son expulsadas rápidamente.

Cómo funcionan los laxantes

Debemos tener muy claro, que los laxantes aunque sean procedentes de plantas y no químicos, el efecto es el mismo, de hecho,  las plantas laxantes son las más poderosas e irritantes.

Estos laxantes contienen varias sustancias, la más conocida es la antraquinona que estimula los nervios situados en el intestino y así acelera el movimiento de éste (peristaltismo), generando mayor rapidez en el trascurso del intestino, pero causando retortijones debido a la estimulación y deposiciones semilíquidas  ya que al intestino grueso no le dio tiempo a absorber todo el agua necesario para que las heces sean consistentes.

En muchos casos es la única opción que a la persona le funciona y su consumo se hace habitual, pero otras veces se consume por ser eficaz y rápido.

¿Qué repercusiones tiene su consumo?

Existen varios problemas, que es que los laxantes dañan la mucosa del intestino provocando un espasmo en el colon (retortijón) y ayudando solo a evacuar una parte de las heces, pero no las que están pegadas en la capa mucosa. Este espasmo es una respuesta del organismo por desechar ese laxante que provoca irritación.

Si su uso o consumo es muy esporádico (con esporádico me refiero 2-3 veces al año) no repercute prácticamente, pero lamentablemente el consumo se realiza en casos de estreñimiento crónico y se toma durante largos períodos de tiempo y con ello provocaríamos una irritación y una inflamación intestinal y además empeoraríamos la situación, pues su consumo prolongado provoca una falta de motilidad en el intestino, pues si hay algo que me mueve el intestino todos los días ¿para qué moverlo yo?,  por eso es fácil hacerse dependiente de los laxantes.

A esto se le añadiría que al forzar al intestino y generar  heces semilíquidas estamos barriendo la flora intestinal del intestino grueso.

Además el consumo de laxantes continúo genera una pérdida de sensibilidad, pues a medida que pasa el tiempo nos tarda más en hacer efecto o necesitamos más cantidad para conseguir el mismo efecto, porque los receptores nerviosos del intestino se van insensibilizando.

Os invito a que investiguemos de donde viene ese estreñimiento y busquemos antes otras opciones como carbonato de Magnesio, fibra soluble, beber suficiente agua, llevar una alimentación correcta, lino, etc.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar