Beneficios de la postura del perro en yoga

una chica practicando la postura del perro de yoga

una chica practicando la postura del perro de yoga

Hoy pensaba escribir sobre otra cosa, pero acabo de llegar de mi clase de yoga para embarazadas y me siento tan bien que he querido compartir los beneficios de una de mis posturas favoritas: la postura del perro boca abajo o Adho Mukha Svanasana.

Se parece a la postura que adopta un perro al estirarse desde las patas delanteras hasta la cola. También se la conoce con el nombre de postura de la montaña o Parvatasana en la secuencia del Saludo al Sol.

Beneficios de la postura

  • Refresca el cerebro, porque incrementa la llegada de oxígeno a éste.
  • Calma y alivia el estrés y la depresión leve.
  • Alivia el dolor de cabeza y el insomnio.
  • Le da energía al cuerpo al tonificar e irrigar los nervios de la columna, así como activa puntos importantes de acupuntura contenidos en los meridianos paralelos a la columna y que están unidos a las actividades de cada órgano principal.
  • Estira los hombros, manos, tendones, gemelos y empeines.
  • Fortalece los músculos y nervios de las piernas y los brazos.
  • Alivia el dolor de espalda y la fatiga.
  • Mejora la circulación de la parte posterior de las piernas, la hipertensión, el asma, la sinusitis, el pie plano y la ciática.
  • Alivia los síntomas de la menopausia y los dolores menstruales.
  • Ayuda a prevenir la osteoporosis porque crea masa ósea.
  • Mejora la digestión porque fortalece los músculos del abdomen.
  • Al aumentar el riego sanguíneo de la cabeza, se reducen las ojeras y se luce una piel más nutrida y radiante en pocos días de práctica.

Contraindicaciones

La postura del perro está contraindicada en estos casos:

Síndrome del túnel carpiano.

Diarrea.

Embarazo avanzado sin supervisión de un monitor de yoga.

Con procesos inflamatorios o muy degenerativos en las articulaciones de las manos, codos y hombros.

Si se padece de presión alta o dolor de cabeza, mejor apoyar la cabeza en una manta doblada varias veces o un ladrillo de los que se utilizan en yoga.

 ¿Cómo se realiza la postura del perro o de la montaña?

  1. Sobre una esterilla o colchoneta, nos apoyamos sobre las manos bien abiertas a la altura de los hombros y las rodillas a la altura de las caderas.
  2. Doblamos los dedos de los pies y nos apoyamos en ellos. Cogemos aire y elevamos las rodillas, apoyando todo el peso sobre pies y manos. Los talones se quedan un poco elevados.
  3. Levantamos caderas, con la intención de que los glúteos se eleven hacia el techo.
  4. Soltamos el aire a la vez que contraemos los muslos para estirar bien las piernas, manteniendo los talones elevados.
  5. Se estiran también bien los brazos desde las muñecas a los hombros.
  6. Dejamos caer la cabeza como si la barbilla quisiera tocar el pecho, pero sin forzar el cuello.
  7. Se van a hacer 2 líneas rectas: una de los tobillos a las caderas y otra de los glúteos a las manos, con los brazos paralelos a la columna, que también queda recta y estirada.

Es recomendable mantener la postura entre 1 y 3 minutos.

Mientras llegamos a la postura final, debemos concentrarnos en que los movimientos sean suaves, para luego una vez en posición, relajarnos y sentir el estiramiento, respirando con naturalidad y tranquilidad.

Para salir de la postura, bajamos lentamente una rodilla y luego la otra. Nos quedamos sentados sobre los talones unos segundos y ya podemos ponernos de pie con cuidado.


Deja una respuesta