¿Qué es la betaína hcl o ácido clorhídrico?

Betaina HCL de la marca Now

Betaina HCL de la marca Now

Actualmente los problemas digestivos aumentan y no solo por consumir comidas no beneficiosas, por no masticar bien los alimentos, o por comer con estrés, sino cada vez comienza a ver más problemas digestivos a nivel de estómago. Unas células de las paredes del estómago segregan ácido clorhídrico, ácido necesario para digerir las proteínas que hemos consumido.

Este ácido disminuye el PH (entre 1 y 2) del quimo y así activa la pepsina que se encarga de digerir las proteínas en aminoácidos. Si el PH no baja lo suficiente las proteínas no se digieren bien y comienzan los problemas.

Esto puede ser debido por una hipoclorhidria o una aclorhidria. En el caso de la hipoclorhidria es que las células segregan poco ácido clorhídrico y en el caso de la aclorhidria es que no segregan nada por causas como radioterapia, enfermedad autoinmune, cáncer de estómago y uso extensivo de antiácidos y antibióticos.

Problemas que conllevan la hipoclorhidria y aclorhidria

Ambos en mayor o menor medida conllevan a largo plazo:

  • Una disminución de la absorción de aminoácidos a nivel intestinal y por ello una disminución de la formación de proteínas necesarias en el organismo como enzimas, anticuerpos, albumina, músculo, etc.
  • Una disminución de la esterilización del alimento ya que este ácido se encarga de matar bacterias y virus.
  • Candidiasis crónica.
  • Diarrea y estreñimiento. La Doctora Clark defiende que la mayoría de los estreñimientos son debidos a una falta de secreción de ácido clorhídrico, el cual no mata a la bacteria Clostridium y ésta genera unas neurotoxinas que alteran el movimiento del intestino, ralentizándolo.
  • Gases.
  • Carencia de Calcio, Hierro y Zinc.
  • Alergias alimentarias.

Esta hipoclorhidria/aclorhidria puede cursar con malas digestiones, disminuir la absorción de algunas vitaminas, infecciones gastroentéricas, etc.

Muchas de las gastritis (inflamación de la mucosa gástrica) son debidas a un exceso o deficiencia de ácido clorhídrico.

Para saber si el ácido clorhídrico que segregamos es el correcto, tomando una cucharada sopera de vinagre de manzana 5 minutos antes de las comidas y observamos cómo nos sienta, con ello podemos valorar nuestra secreción de ácido clorhídrico.

Con la edad la producción de ácido clorhídrico va disminuyendo gradualmente.

Contraindicaciones

  • Menores de 14 años.
  • Embarazo y lactancia.
  • En caso de úlceras y acidez estomacal.
  • En dosificaciones recomendadas no tiene efectos secundarios, en altas dosis puede aparecer diarreas, náuseas y malestar abdominal.

Curiosidad

No se debe diluir en boca porque estropea el esmalte dental e daña la mucosa de la boca.

Por ahora no se conocen interacciones con medicamentos, pero es una sustancia no muy estudiada.


Deja una respuesta