Amargo sueco, el elixir de la larga vida.

Los preparados con plantas de sabor amargo como: gencianas, angélicas, fumarias, ajenjos y ruibarbos, han demostrado tener un extraordinario efecto reparador sobre el organismo, sobre todo en el sistema digestivo, actuando sobre el hígado y la vesícula biliar, con efectos estimulantes y depurativos.

El amargo sueco o bitter sueco, es tal vez la formulación más solicitada en herboristerías.

Uso terapéutico

Entre sus virtudes cabe destacar:

  • Acción depurativa de la sangre, facilita la eliminación de toxinas de los intestinos, hígado y riñones. Alivia así los dolores reumáticos y los ataques alérgicos.
  • Favorece la digestión, alivia la hinchazón abdominal, los espasmos gastrointestinales y los gases.
  • Despierta el apetito, por lo que se aconseja en situaciones de astenia, desgana y convalecencia, al favorecer la secreción de jugos gástricos y devolver el tono vital.
  • En estreñimientos persistentes o puntuales, al favorecer la hidratación de los residuos alimenticios y su normal evacuación.
  • Tiene propiedades coleréticas, al estimular la bilis y favorecer el buen funcionamiento de la vesícula.
  • Efecto antibacteriano, neutraliza los focos de infección en el tracto digestivo y urinario.
  • Es un buen estimulante circulatorio, que evita el estrechamiento de los vasos sanguíneos y que, aplicado externamente alivia los dolores de cabeza, la vista cansada, la flebitis, las varices y las hemorroides.
  • Remedio antiinflamatorio en otitis media, amigdalitis y faringitis.
  • Ayuda a curar heridas superficiales, callos, contusiones, hematomas, sabañones y picaduras, por sus virtudes demulcentes, hemostáticas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

Cómo se debe usar y aplicar

Presentación
El amargo sueco se presenta en botellitas de tintura de 100, 250 y 500 ml, o bien en saquitos de 100 gr. de hierba seca y mezclada. También se comercializa en forma de crema para la piel.

Dosificación
Lo habitual es una cucharadita de postre de la tintura diluida en agua o en zumo de fruta, en 2 ó 3 tomas diarias para su uso interno.

Para disimular su sabor amargo basta con añadirle una ramita de canela, unas gotas de zumo de limón o una cucharadita de postre de miel de romero.

Uso externo
Se utiliza la tintura sin diluir y se aplica en gotas directamente sobre la zona afectada, empapando un algodón o en forma de compresas o envolturas.

Precauciones

  • Al contener alcohol, se recomienda no utilizar en menores de 3 años.
  • Evitar en caso de colon irritable y descomposiciones frecuentes.
  • Evitar en caso de oclusión intestinal y presencia de cálculos biliares.
  • Evitar si se sufren ataques de epilepsia o lesiones cerebrales.
  • Consultar al médico en caso de diabetes.
  • No se debe consumir más de 3 meses seguidos.
  • En uso tópico, conviene abandonar el tratamiento si tras una semana no se obtienen resultados.
  • Puede provocar irritaciones en personas de pieles sensibles.

4 Respuestas a “Amargo sueco, el elixir de la larga vida.”


Deja una respuesta