¿Cómo mejorar las digestiones?

Por   | 

¿Cómo mejorar las digestiones?

La vida tan movida que llevamos nos lleva a hacer todas las cosas con prisas. Las tecnologías que nos rodean nos hace eso más fácil y ya es como “lo natural”, lo que debe ser porque todos vivimos un poco así.

Pero lo que no cambia, lo que no se acelera ni se beneficia de las tecnologías para poder hacerse más rápido, son las digestiones. Las prisas, con todo lo que comportan, y la vida saludable, son antagonistas, especialmente en todo aquello que se refiere a la alimentación, siendo en muchas ocasiones responsables de alteraciones digestivas.

La digestión consiste en la correcta función de todos los procesos físico-químico que tienen lugar en el aparato digestivo, entendiendo como tal el tramo comprendido entre la boca y el ano (boca, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso y ano), así como de los órganos anexos (hígado, páncreas, vesícula biliar). Y esto lleva su tiempo.

Las emociones y el sistema digestivo

El buen funcionamiento de las actividades fisiológicas de cada parte por separado y del conjunto como globalidad, dará como resultado una buena digestión.

Pero además, para que todo este complejo de órganos y funciones fisiológicas actúe correctamente,se necesitan dos sistemas complementarios, el sistema neurovegetativo y el sistema vascular.

Sobre el funcionamiento de estos sistemas y órganos va a influir de un modo muy notorio el estado emocional y psíquico de la persona. Esta influencia de las emociones sobre el sistema digestivo se hace patente en expresiones populares como “me repatea el hígado”, “tengo los nervios en el estómago” o “cuando me disgusto me queman las entrañas”.

Cualquier desajuste en alguno de los niveles comentados puede ser responsable de algún trastorno digestivo, que se puede manifestar de muy diversas formas: naúseas, vómitos, gases, digestión lenta, hinchazón abdominal, ardores, acidez, reflujo, diarrea, estreñimiento, dolor abdominal, etc.

Cada uno de estos trastornos puede comportar una mala digestión o ser la consecuencia de la misma.

Cuidar las emociones puede mejorar la digestión. Un estado anímico tenso y estresado puede afectar a los órganos digestivos, provocando gases, hinchazón y dolor.

Un estado anímico irritado o agitado puede afectar al estómago, al hígado o a los intestinos, pudiendo manifestarse como gastritis, ardor de estómago, vómitos, estreñimiento, úlceras, etc.

Y un estado de excesiva preocupación, reflexión o de pensamientos obsesivos puede provocar digestiones difíciles, sensación de pesadez, hinchazón abdominal, diarreas, náuseas, etc.

En Medicina Tradicional China el estómago está en el elemento Tierra y su emoción patológica asociada es el exceso de reflexión u obsesión.

También se considera muy importante el entorno donde se come para hacer unas buenas digestiones.

Otros consejos para digerir mejor

  • Mantener una actitud relajada, tranquila, sin prisas, estando sentados y centrados en lo que hacemos, no trabajando mientras o mirando el móvil.
  • Masticar bien los alimentos, unas 50 veces, para iniciar correctamente el proceso digestivo gracias a las enzimas contenidas en la saliva y a que el bocado queda lo suficientemente triturado para que no le supongo un esfuerzo extra al estómago. Así también, la sensación de saciedad llega antes.
  • La Medicina Tradicional China aconseja que los alimentos y bebidas no sean muy fríos porque el cuerpo necesitaría más calor para digerirlos, provocando una digestión más lenta y pesada.
  • Beber poco o nada durante las comidas, a ser posible lo bebido que sean infusiones o agua templada.
  • Cuando hay digestión pesada o tendencia a ella, es beneficioso darse un masaje abdominal. Aunque no inmediatamente después de comer, es más a modo preventivo o como remedio si nos seguimos sintiendo pesados después de pasar horas desde que comimos. Además de ese masaje, otro más sencillo sería frotar con las manos alrededor del ombligo en sentido circular y de las agujas del reloj.
  • Hacer 5 comidas al día, 3 principales y 2 tentempiés. Si se necesitara, se puede hacer algún tentempié más.
  • La fruta hay que comerla entre horas y dejar pasar por lo menos 1 hora hasta comer otra cosa. No mezcles las dulces con las ácidas.
  • A la legumbre, para digerirla mejor, le puedes echar un trozo de alga kombu mientras se cocinan.

¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

1 Comentario

  1. Dina

    Muchas gracias por enviarme estas recetas ya que me ayudan a comer sano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar