Vitaminas para la piel.

Por   | 

Vitaminas para la piel.En otras ocasiones hemos hablado de suplementos para mejorar nuestra piel, pero hoy quiero ampliar el tema y la información sobre las vitaminas especiales para la piel.

Las vitaminas son sustancias orgánicas indispensables, aunque en mínimas cantidades, para mantener la vida y estimular el crecimiento. El organismo es incapaz de elaborar la mayoría de ellas, por lo que deben buscarse en aportes externos. Las vitaminas están presentes en la mayoría de productos frescos y si se sigue una dieta equilibrada no deberían faltar, pero siempre se puede buscar apoyo en los complementos alimenticios, cuando nos diagnostiquen la carencia de algún nutriente. Un exceso de vitaminas también tiene sus contraindicaciones.

Hay que tener en cuenta que parte de las vitaminas se pierde con el almacenamiento prolongado de frutas y verduras y que para aprovecharlas lo más posible debemos consumir los alimentos de temporada y casi recién cogidos.

Por otro lado, a nivel cosmético, son muchos los productos que incorporan vitaminas en sus formulaciones. No por ello deja de ser importante el consumo de vitaminas frescas cada día.

Las tres antioxidantes por excelencia son la vitamina A, C y E.

La vitamina A

La vitamina A, o Retinol, usada en un producto cosmético, tiene una acción limpiadora de la piel ya que disminuye la capa córnea y ayuda a eliminar las células muertas. Se usa frecuentemente en lociones corporales y cremas de noche.

Nunca se debe utilizar de día cuando vayamos a exponernos a luz directa del sol, porque es fotosensibilizante.

Fuentes naturales de vitamina A:

  • Hígado de bacalao.
  • Zanahorias.
  • Vegetales verdes como las espinacas, acelgas, endibias, etc.
  • Albaricoques.
  • Calabaza.
  • Tomate.

La vitamina C

En la piel tiene efecto reafirmante, además de antioxidante, ya que favorece la formación de colágeno. 

Promueve la cicatrización de heridas y mejora la elasticidad de la piel.

Se utiliza en cremas de día, pero la vitamina debe estar encapsulada en microesferas para no perder sus efectos. También se encuentra en forma de sueros cosméticos que se deben consumir antes de 3 ó 4 días.

Fuentes naturales de vitamina C:

  • Cítricos como el pomelo, limón, naranja.
  • Kiwi, fresa y melón.
  • Coles, brécol, nabo, pimiento, tomate, patatas y espinacas.
  • Perejil.
  • Escaramujo.
  • Papaya.

La vitamina E

Es un potente antienvejecimiento no sólo a nivel de la piel, si no también de los órganos del cuerpo.

Una buena forma de aprovecharla es usando aceites vegetales.

Las personas con piel seca pueden utilizarlos alternándolos con leches o lociones corporales y faciales o echando unas gotas del aceite en la loción cada día.

Cuando la piel es grasa se puede utilizar aceite de jojoba, que no engrasa, o bien recurrir a un cosmético específico que contenga esta vitamina.

Fuentes naturales de vitamina E:

  • Germen de trigo.
  • Aceites vegetales como de girasol, oliva, cacahuete, soja, maíz, pepita de uva, de primera presión en frío.
  • Frutos secos como almendras y nueces.
  • Alfalfa.
  • Yema de huevo.

¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar