Crema de manos reparadora.

Por   | 

Crema de manos reparadora.El frío y los trabajos manuales dañan mucho nuestras manos por ello debemos tener cerca una buena crema de manos para cuidarlas.

Llevo años llevando en mi bolso crema porque siempre en invierno termino con las manos muy secas y dañadas, por este motivo me parece muy interesante conocer una receta de crema de manos que nos guste realmente. Que mejor que hacerla nosotros, a nuestro gusto según nuestras necesidades y libres de químicos.

Durante estos años he escrito varias recetas sobre crema de manos algunas son mas protectoras y otras mas cicatrizantes. Esta crema de la que hablamos en este post es una crema reparadora y protectora, está indicada para aplicarla antes de trabajar con nuestras manos por ej. en nuestro jardín (se recomienda que nos lavemos las manos antes de aplicarla para que nutra bien) pero también nos servirá como crema diaria.

Ingredientes

  • 10 gr. de flores y/o hojas de Malvavisco.
  • 10 gr. de flores de Manzanilla.
  • 10 gr. de cera de abeja rallada.
  • 10 gr. de manteca de Karité.
  • 50 ml. de aceite de caléndula (puede ser una maceración en aceite de oliva por ej.)
  • 10 gotas de aceite esencial de Lavanda.
  • 5 gotas de aceite esencial de Árbol de té.
  • 5 gotas de aceite esencial de Naranja.
  • 5 gotas de aceite esencial de Benjuí o una cápsula de vitamina E, nos servirá como conservantes.
Podría ser interesante echar a la infusión hojas de Consuelda ya que nos ayudará a cicatrizar heridas, eso si la podrán usar por supuesto quien la tenga en su jardín o podremos también usar la Raíz del traidor. Ojo, ninguna de estas plantas se ingieren por vía interna.

Elaboración

Ponemos agua mineral en un cazo y lo ponemos al fuego, cuando comience a hervir añadimos el malvavisco y la manzanilla, bajamos el fuego a fuego lento y lo dejamos durante 10 minutos. Pasado este tiempo lo dejamos reposar y cuando este tibio filtramos el líquido, necesitamos obtener 40 ml. de infusión.

Ponemos un bol de cristal al baño maría, en el recipiente añadimos la manteca de karité, la cera y el aceite de caléndula, vamos removiendo bien para que todo se derrita completamente. Calentamos la infusión obtenida anteriormente, hasta que llegue a cocer.

Añadimos la infusión caliente lentamente a nuestra mezcla de karité, cera y caléndula, batimos nuestro preparado con una batidora o robot hasta que todo se quede una crema homogénea.

Una vez obtengamos una masa cremosa le incorporamos los aceites esenciales y la vitamina E, mezclamos bien. Una vez este todo bien, guardamos nuestra crema resultante en botes de vidrio limpios y esterilizados, los cerramos bien.

Podemos guardar la crema en la nevera (sobre todo si es verano) o en un lugar seco y oscuro.


¿Prefieres ver vídeos?

Trucos Naturales está poniendo en marcha su canal de youtube para que puedas ver mis recetas y consejos de vida sana .

Echa un vistazo al canal y suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres saber como cuidar tu salud de forma natural?
Únete a una comunidad de miles de lectores y recibe GRATIS nuestros Trucos Naturales en tu correo.
Felicidades, te has unido a nuestra comunidad. Revisa tu correo para confirmar.
Cerrar